Aguirre acusa a Gómez de querer asustar a los más desprotegidos y éste a ella de poner en riesgo la sanidad

Sólo la polémica del copago sanitario anima el debate Aguirre-Gómez, en Telemadrid

madrid

| 09.05.2011 - 07:52 h
REDACCIÓN

La candidata del PP a la Presidencia de la región, Esperanza Aguirre, ha acusado al candidato del PSM, Tomás Gómez, de querer "asustar a los ciudadanos más desprotegidos" cuando "miente" sobre la implantación del copago sanitario, una práctica que, según el socialista, aplicará Aguirre en 22 prestaciones.

El copago ha sido la materia que mayor tensión ha provocado entre Aguirre y Gómez durante el debate que ambos candidatos han mantenido en Telemadrid, en el que el socialista ha asegurado que hace seis meses la presidenta defendió en la cadena Cope que los pacientes pagasen algunas prestaciones. "Eso es falso, miente en eso", le ha espetado la presidenta, interrumpiendo por primera vez en todo el debate a su contrincante político.

Para sostener sus afirmaciones, Gómez ha recurrido a una circular enviada por el Gobierno regional a 79 residencias de mayores en las que se les pide que dejen de comprar pañales absorbentes para sus pacientes, una medida que se sumaría al copago en otras prestaciones como las vacunas o el tratamiento de la diabetes, según el socialista. "Es ignominioso que quiera asustar a la gente, a los más desprotegidos", ha reprochado Aguirre, antes de explicar que el motivo de pedir a las residencias que no compren los pañales es porque se comprarán en bloque para todas, lo que permitirá adquirirlos a mejor precio.

Gómez ha centrado su intervención en materia de sanidad y servicios sociales en acusar a Aguirre de gobernar "para el negocio", y no para la gente. "Está poniendo en riesgo la sanidad", ha dicho Gómez, que ha mostrado una carta de las empresas constructoras de los hospitales dirigida al Gobierno regional, en la que, según él, piden más dinero para la gestión de los centros sanitarios. "¿Va a exigir el copago para pagar a las constructoras?", ha insistido el candidato socialista, quien también ha recriminado a Aguirre que Madrid esté en la cola de la inversión en gasto social o en la Ley de la Dependencia.

Aguirre ha recalcado que su objetivo desde que llegó al Gobierno ha sido hacer llegar la prosperidad a todos, especialmente a enfermos, mayores y discapacitados. De hecho, ha mostrado a Gómez un gráfico que prueba, a su juicio, cómo Madrid es la segunda comunidad autónoma que más dependientes atiende, el 81 por ciento de los que piden ayuda.

ACUSACIONES MUTAS DE MENTIR

Durante su cara a cara, en el que ambos se han acusado de mentir reiteradamente, Aguirre ha sostenido que Gómez quiere crear un banco público para "colocar a sus amigos", entre ellos, a la exministra Magdalena Álvarez, y ha ilustrado su tesis con un recorte de prensa sobre el próximo trabajo de Álvarez en un banco público en el que ganaría 20.000 euros al mes. Aguirre se ha mostrado convencida de que ese banco se arruinaría, como Caja Castilla-La Mancha, "dando créditos no voy a decir a quién".

PRIVATIZACIONES

Gómez le ha replicado que es ella la quiere privatizar el Canal de Isabel II para "colocar" al vicepresidente de su Gobierno, Ignacio González. También le ha dicho a Aguirre que su política económica es "hacer regalos fiscales a los más ricos" y "privatizar lo que es de todos" y ha aseverado que así "mejoran los negocios de los suyos, no la economía de todos".

Además le ha acusado de "mentir cuando dice que no pude hacer nada más para acabar con el paro" y ha enseñado una fotografía de una Oficina Regional de Empleo para subrayar que ella es la "responsable" de ese servicio. En el mismo bloque económico, Gómez ha preguntado a la presidenta "por qué ha dejado de invertir los 200 millones que le daba el Ministerio para crear empleo" y ha contado que el otro día en Usera hablaba con un albañil en paro, Carlos, que hoy podría ser celador, si hubiera invertido esos 200 millones.

Aguirre le ha recordado que cuando él fue alcalde de Parla "privatizó el servicio de limpieza, el de basuras y la funeraria" y ha defendido que la gestión privada de un servicio de titularidad pública es una "fórmula eficaz"."Su error e inmoralidad es que se alegran cada vez que hay un desempleado nuevo, porque cree que puede conseguir su voto", ha acusado Gómez a la presidenta, y ésta le ha aconsejado que, si sabe la "fórmula" para crear 150.000 empleos no sea "tan cruel y vaya a La Moncloa a decírselo a Zapatero".

EDUCACIÓN

En materia educativa, Aguirre se ha declarado a favor de la libertad de los padres para elegir centro y ha acusado a Gómez de querer impulsar la desaparición de los concertados. Por contra, Gómez ha asegurado que la región está a la cola en gasto en educación y ha acusado a Aguirre de "entregar las escuelas infantiles a privados, incluso a un fondo de inversión americano". Sobre vivienda e infraestructuras, Gómez ha acusado a Aguirre de construir menos vivienda protegida en toda la región que el alcalde de Alcorcón en su ciudad, y que ya no la hace "porque ha dejado de ser un negocio".

Ha dicho que le parece "indignante" que su Gobierno se haya "negado a reducir el precio transporte público en plena crisis" y, sin embargo "no haya tenido empacho en reglar 6.000 millones de euros a las grandes constructoras".El candidato socialista, que se ha comprometido a hablar con los bancos para que los parados exentos de pagar la hipoteca el primer año, ha criticado que las relaciones de Madrid con otras comunidades estén marcadas por el "enfrentamiento" y que la presidenta "manipule el dolor de las víctimas de terrorismo para arañar un puñado de votos".

Aguirre ha sostenido que "cuando entra el socialismo por la puerta salta el empleo por la ventana" y le ha dicho a Gómez que él "representa las políticas que han llevado a la ruina a Grecia y Portugal".

En su exposición final, el candidato socialista ha pedido el apoyo a "la gente normal y corriente que hace funcionar Madrid" frente al "experimento" del PP de "aplicar a los servicios públicos las políticas más conservadoras del mercado". Por su parte, Aguirre ha pedido el voto a los ciudadanos, que deberán "optar entre dos proyectos bien distintos, el del PP y el de la coalición de socialistas y comunistas que ni siquiera tienen la gallardía de presentarse como tal coalición".