Transportes refuerza las líneas en Parla ante la posibilidad de que no haya tranvía

La empresa concesionaria del tranvía de Parla avisa de que si no hay acuerdo, no habrá tranvía este miércoles

Sólo circulan 2 de los 9 tranvías de Parla por el impago a la empresa Alstom

madrid

| 29.11.2011 - 18:28 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

La hipótesis de que el tranvía de Parla no funcione mañana ha llevado al Consorcio de Transportes ha reforzado las líneas existentes en el municipio para atender la demanda de viajeros.

Fuentes del Consorcio han informado de que se reforzará la línea 3 Urbana - Hospital - Avda. América - Laguna Park, con seis vehículos en hora punta y cuatro en el resto del día, por lo que la actual frecuencia de 25 minutos pasará a ser de entre ocho y doce minutos.

Las líneas urbanas circulares 1 y 2 contarán con un vehículo adicional todo el día en cada una de ellas, mientras que las líneas 461 y 469 entre Madrid (Plaza Elíptica) y Parla tendrán dos vehículos adicionales en hora punta cada una.

Tranvía de Parla S.A., empresa concesionaria del tranvía parleño, negocia esta tarde con el Ayuntamiento y con Alstom (empresa encargada del mantenimiento) y en caso de que no haya acuerdo no habrá trenes.

Hoy sólo han salido a circular dos de los nueve trenes de la flota del tranvía de Parla, ya que Alstom ha decidido dejar de prestar el servicio de mantenimiento debido al impago de 6,5 millones de euros que arrastran desde el año 2009 por parte de la empresa Tranvía de Parla S.A.

Hace tres semanas la multinacional de servicios ferroviarios Alstom, encargada de las labores de mantenimiento del tranvía de Parla, envió una carta advirtiendo de que si no recibía el dinero que le adeuda el Consistorio dejaría de trabajar.

Sin embargo, decidió conceder una "moratoria" e iniciaron unas negociaciones para marcar un calendario de pagos, pero a fecha de hoy no se ha llegado a ningún acuerdo y han tomado la determinación de cesar el servicio.

El alcalde de Parla, José María Fraile, ha mantenido una reunión de urgencia con el Consorcio de Transportes de la Comunidad de Madrid en la que ha solicitado que el organismo regional sancione a Tranvía de Parla, SA, empresa adjudicataria del servicio, por incumplimiento.

"Esta mañana los viajeros se han encontrado con que en lugar de nueve unidades sólo funcionaban dos, y eso ha provocado un retraso considerable en los desplazamientos", ha denunciado Fraile.

Usuarios afectados han afirmado a Efe que han tenido que esperar hoy media hora a que pasara un tranvía cuando la frecuencia normal de paso es de unos cinco minutos.

"El Ayuntamiento de Parla está cumpliendo con el calendario de pagos fijado y la adjudicataria tiene la obligación de prestar el servicio, por lo que el Consorcio debería sancionar a la concesionaria", señalan desde el Consistorio.

El regidor ha mostrado su malestar por la reducción del servicio, ya que ha asegurado que la pasada semana se reunió con representantes de Tranvía Parla y de Alstom, empresa responsable del mantenimiento, quienes les garantizaron que el servicio no se suspendería.

"El Ayuntamiento de Parla está pagando a la empresa adjudicataria, así que ésta debería hacer frente a los gastos relativos al mantenimiento de las unidades", ha aseverado.

Según Fraile, en lo que va de año el Consistorio parleño ha abonado a Tranvía de Parla un total de 7.200.000 de euros, un millón de euros este mes de noviembre y ayer hizo un ingreso en las cuentas de la empresa de 100.000 euros más.

"Por este motivo no entendemos por qué la empresa adjudicataria no hace frente a los pagos que tiene pendientes con Alstom, ya que debería estar cumpliendo con su obligación del mismo modo que nosotros cumplimos en los pagos con la adjudicataria", ha asegurado.

Por otra parte, en la reunión celebrada con el Consorcio de Transportes ha vuelto a reclamar que subvencionen el tranvía de Parla con la misma cifra que los 4,16 euros que otorga por cada viajero en los tranvías de Boadilla o Las Tablas.

"Se trata de una discriminación clara, y la Comunidad está tratando a los vecinos de Parla como a ciudadanos de segunda clase. Esto debe terminar", ha concluido el alcalde parleño.

Por su parte, Tranvía de Parla S.A., empresa concesionaria del tranvía parleño, ha manifestado a Efe que si no se llega a un acuerdo hoy mismo con el Ayuntamiento y con Alstom (empresa encargada del mantenimiento), mañana no habrá trenes porque podría ponerse en peligro a los usuarios.

Un portavoz de Tranvía de Parla S.A. ha explicado hoy que durante esta tardes dirigentes y accionistas de la empresa están manteniendo reuniones con representantes del Ayuntamiento de Parla para solventar el asunto, y ha asegurado que "el esfuerzo está siendo el máximo por ambas partes para agilizar los trámites".

En esta tesitura, Tranvía de Parla S.A. ha explicado que "lógicamente mañana no saldrán los trenes si esto no se soluciona, ya que la empresa de mantenimiento debe dar el visto bueno a las condiciones de los trenes para garantizar la seguridad de los usuarios".

Por su parte, desde la empresa encargada del mantenimiento, Alstom, un representante de la compañía ha declarado a Efe que "ya va camino de tres años sin que cobremos una sola factura. Dimos un ultimátum a Tranvía de Parla hace tres semanas y no hemos recibido ninguna solución. Creo que ya hemos aguantado bastante".

Desde Alstom han precisado que, "por contrato, a los tres meses de una factura impagada se puede pedir la rescisión del contrato. Dentro de poco hará tres años del primer impago, a principios de 2009, y no hemos enviado esta carta exigiendo el pago hasta el pasado 3 de noviembre".

"Se suponía que en ocho días naturales debían habernos respondido. El día 11 nos pidieron tiempo y se lo hemos dado. Pero a día de hoy seguimos sin haber cobrado un céntimo y sin que nos hayan dado una solución aceptable", han añadido.

El portavoz de Alstom ha precisado a EFE que la deuda sigue creciendo, y ya se aproxima a los siete millones de euros.

Por último, ha recalcado que "somos conscientes de la necesidad del servicio y estamos deseosos de que nos ofrezcan una solución para volver a trabajar. Pero, como cualquier empresa, debemos cobrar por nuestro servicio".