Sigue ocupada parte de la plaza del Sol | Telemadrid – Radio Televisión Madrid

Sigue ocupada parte de la plaza del Sol

15-M, un movimiento imparable y que influirá en los programas electorales

madrid

| 18.06.2011 - Actualizado: 15:27 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Y en la puerta del Sol este es el panorama, sigue ocupada parte de la plaza, entre las quejas de los comerciantes por la pérdidas económicas.

Recuerdan que ellos tienen que pagar impuestos por cada metro de suelo que ocupan sus terrazas mientras tienen que soportar que esta ocupación les destroce, dicen, la temporada turistica de verano.

15-M, un movimiento imparable y que influirá en los programas electorales

El Movimiento 15-M es imparable y no tiene marcha atrás porque ha nacido en una etapa de fracaso social y de crisis económica que no ha sido superada y ha hecho reaccionar a los políticos, que han entendido la necesidad de incluir algunas de sus ideas en sus propuestas de gobierno.

Se trata de un diagnóstico en el que coinciden el decano del Colegio Oficial de Sociólogos y Politólogos de Madrid, Lorenzo Navarrete, y el antropólogo Manuel Mandianes, entrevistados por Efe para analizar la evolución del movimiento, que medirá mañana el respaldo de la sociedad, a través de las concentraciones convocadas en casi todas las ciudades españolas.

"Gracias a la mecha del 15-M, la sociedad ha despertado y la gente piensa que tiene un montón de cosas por las que protestar, porque les están angustiando", asegura el antropólogo, por eso considera que el movimiento seguirá contando con el respaldo de muchas personas.

También Manuel Mandianes estima que las concentraciones van a ser numerosas y que servirán al movimiento para tomar oxígeno y certificar que sigue vivo el espíritu de la Puerta del Sol.

"La política de los partidos no ha sufrido ningún tipo de ataque demoledor, ni se ha producido un colapso; es una llamada y un aviso para recordar que existen problemas y que hay que recuperar la confianza, porque algo está fallando en la gestión de la crisis", opina el antropólogo.