Siete encapuchados asaltan el depósito de la grúa y el escuadrón de la Policía Municipal

Entraron armados con mazas y palos y se llevaron una caja de caudales que estaba vacía

Se investiga la ausencia de los dos agentes de la puerta en el momento del robo

madrid

| 21.09.2016 - 09:52 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Un grupo de siete encapuchados ha asaltado las instalaciones conjuntas del Escuadrón de Caballería de la Policía Municipal y del depósito municipal de vehículos y de la grúa situado junto al Puente de los Franceses, en el kilómetro 3,5 de la carretera de El Pardo, según el diario El Mundo.

Los enmascarados iban provistos de mazas y palos y llegaron en dos todoterrenos BMW. Intimidaron a un vigilante, rompieron dos puertas de cristal y se llevaron una caja de caudales. Pensaban que estaba repleta de dinero pero se habían equivocado, añade el totativo madrileño.

SIN BOTÍN

El dinero en metálico, unos 5.000 euros, había sido cambiado hace poco más de una semana a otro lugar del recinto debido a que esa zona estaba en obras, a tenor de los primeros datos ofrecidos desde la Policía Municipal.

El caso está siendo investigado por los agentes de la comisaría de la Policía Nacional del distrito de Moncloa. También la Policía Municipal ha abierto un expediente por lo sucedido debido a que teóricamente tendrían que estar dos agentes en la puerta junto a un vigilante de seguridad para custodiar la entrada de las instalaciones y controlar las entradas y salidas de los vehículos.

Fuentes de la Policía Municipal confirmaron ayer que en el momento del atraco no había nadie en la puerta. Aunque en un primer momento se dijo que se había producido un relevo luego se aclaró que se trasladaron a otro lugar del recinto debido a que había surgido un contratiempo. Además de los dos agentes en la puerta esa noche había otros dos agentes custodiando el interior del escuadrón de la Policía Municipal.

LAS SOSPECHAS

Los investigadores sospechan que quizás uno de los ladrones llamó a la propia base de la grúa municipal para darles una falso aviso y que pudiesen dejar libre la garita de entrada.

Los siete encapuchados llegaron hasta la puerta en dos BMW presuntamente robados días antes. Todos iban con la cara tapada y vestían prendas oscuras. Eran las 04.50 horas. Para entrar rompieron una puerta de cristal y luego otra luna. Llegaron hasta el recinto donde siempre está la caja fuerte, se llevaron la caja y huyeron a toda velocidad.

Tras el robo la Policía enseguida descubrió que se habían apoderado de una caja vacía. La recaudación había sido trasladada de lugar. Por la forma en la que los ladrones actuaron se sospecha que disponían de información detallada del interior de la instalación y de dónde se guardaba siempre el dinero. No contaban con el cambio de última hora de casi 5.000 euros.

En ese recinto se encuentra la sede del escuadrón de la Policía Municipal y también uno de los depósitos de vehículos de la EMT. Allí se llevan los coches que son multados y retirados por los agentes de la Policía y por los agentes de movilidad por una infracción de tráfico. La Policía Nacional ya dispone de las grabaciones recogidas por las cámaras de videovigilancia del Escuadrón.