Seis detenidos en un desahucio de Usera, donde se encadenaron la mujer e hija de Verstrynge

Se les atribuyen supuestos delitos de resistencia y desobediencia a la autoridad

Donde se encadenaron la mujer e hija de Verstrynge (Archivo)

madrid

| 27.06.2014 - 09:00 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La Policía Nacional ha detenido hoy a seis personas que trataban de impedir el desahucio de la vivienda de una familia con tres menores en el número 51 de la calle de Carabelos de Madrid, donde se encadenaron la mujer y la hija del expolítico Jorge Verstrynge, han informado a Efe fuentes policiales.

Ambas mujeres han sido identificadas por los agentes que han intervenido para que se pudiera llevar a cabo el desahucio de la vivienda, situada en el distrito de Usera, cerca del hospital 12 de Octubre.

A los seis arrestados se les atribuyen supuestos delitos de resistencia y desobediencia a la autoridad y han sido trasladados a la Comisaría de Usera. Uno de ellos ha tratado de arrebatar la pistola a un agente, ha informado la Jefatura Superior de Policía.

El Samur ha atendido a siete personas, todas leves con contusiones, de las que cinco son policías y dos participantes en la protesta, según Emergencias Madrid

La Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) y otros colectivos sociales habían pedido a los ciudadanos que acudieran desde anoche a la vivienda de esta familia para tratar de impedir el desahucio, previsto para primera hora de esta mañana, y que finalmente se ha ejecutado.

Varias decenas de personas han acudido al interior de la casa y a sus alrededores y se han enfrentado a la Policía cuando los agentes han tratado de garantizar el desalojo, han confirmado fuentes de la Jefatura Superior de Policía.

Entre las personas que se han encadenado en la vivienda figuran la mujer y la hija de Jorge Verstrynge, que han sido identificadas junto a otros participantes en la protesta, aunque no arrestadas, según las mismas fuentes.

Verstrynge fue detenido el pasado día 19 durante una concentración convocada por la Coordinadora 25S en la Puerta del Sol, a favor de la República y del derecho a decidir el modelo de Estado, coincidiendo con la jornada de proclamación de Felipe VI. A continuación quedó en libertad, al igual que los otros seis arrestados en esa protesta.

Un portavoz de la PAH ha explicado que el de hoy era un desahucio "muy simbólico" porque la pareja desahuciada tiene tres hijos, uno de ellos nacido hace veinte días, a pesar de lo cual Kutxabank decretó el desalojo.

La entidad bancaria no aceptó una dación en pago ni ninguna otra solución para la familia, por lo que la PAH y el Grupo de Vivienda de Usera llamaron a los ciudadanos a impedir este lanzamiento desde anoche, cuando decenas de personas durmieron en el interior del piso, en las escaleras y acamparon en la calle.

LA FAMILIA DESALOJADA ERAN "OKUPAS", SEGÚN EL BANCO

Por su parte, fuentes del banco vasco Kuxtabanak han asegurado hoy que la familia desalojada eran "okupas" que no tenían ningún préstamo con el banco.

Según estas fuentes, la familia "vivía de alquiler en el piso de enfrente del desalojado y un día decidieron meterse en esta vivienda propiedad de Kutxabank. Ocuparon la vivienda en el año 2013. No se trata de un desahucio, no hay préstamo ni impago, sino de un desalojo por orden judicial".

El banco intentó por dos veces la salida del piso, en abril y mayo, pero "atendiendo a la situación de embarazo de la mujer, accedimos a aplazarlo, llegando a un acuerdo con la familia, hasta que diera a luz", han añadido las fuentes.

"El acuerdo recogía que antes de final de junio abandonaban la vivienda", pacto que la familia no ha cumplido, por lo que el banco ha optado por ejecutar la orden judicial de desalojo.

La PAH ha detallado que la Policía ha llegado sobre las 07:30 horas, ha mantenido "una actitud bastante provocadora", los agentes han tratado de acceder al edificio por una puerta trasera y finalmente "han cargado contra los congregados y les han agredido".

El desahucio se ha ejecutado y ahora la PAH busca una solución para la familia, que en estos momentos "está en la calle".