Seis de cada 10 fumadores que acude a la unidad de tabaquismo deja de fumar

La Unidad Especializada de Tabaquismo del Servicio Madrileño de Salud ha tratado a casi 10.000 fumadores

madrid

| 15.01.2014 - 14:15 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

Seis de cada diez fumadores que acudió a la Unidad Especializada de Tabaquismo (UET) de la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid dejó de fumar, según ha desvelado hoy el director general de Atención Primaria del Servicio Madrileño de Salud, Antonio Alemany.

Esta unidad especializada ha atendido en sus diez de funcionamiento un total de 54.846 consultas médicas y proporcionó tratamiento para dejar de fumar a 9.903 fumadores, de los que el 61 por ciento logró abandonar el hábito.

Alemany, que ha visitado esta Unidad Especializada de Tabaquismo con motivo de su décimo aniversario, ha destacado que es un centro "de referencia y de excelencia" para la asistencia, docencia e investigación en el diagnóstico y tratamiento del tabaquismo.

"Se trata, sin duda, de una cifra de éxito muy alta, teniendo en cuenta las características de los pacientes que acuden a la Unidad de Tabaquismo: fumadores con altas dosis de dependencia y, en muchos casos, que sufren diferentes tipos de patologías crónicas (cardíacas, pulmonares, psiquiátricas, etc.), y también fumadoras embarazadas", ha dicho.

El 28,1% de la población madrileña de 18 a 64 años fuma, y el 25,6% de los madrileños se considera exfumador, es decir, uno de cada cuatro ha dejado de fumar, según el último informe del Sistema de Vigilancia de Factores de Riesgo de Enfermedades No Transmisibles (Sivfrent-2012).

Por edades, la mayor prevalencia de fumadores se da en el grupo de 45 a 64 años, con un 31,1% frente a la franja de edad de 18 a 29 años con un 26,2%, y la de 30-44 años, con un 26,4%, según datos de Sanidad, que sitúa en 48 años la edad media de los pacientes que acuden a la unidad en busca de tratamiento.

ATENCIÓN PERSONALIZADA

Según Alemany, el 78 por ciento de estas personas fuma su primer cigarrillo antes de los treinta minutos después de levantarse, consume una media de 29 diarios y un 69% de estas personas padecen enfermedades asociadas al consumo de tabaco (pulmonares y cardíacas, fundamentalmente).

En la Unidad los pacientes reciben atención personalizada en consulta médica durante doce meses al tiempo que se someten a pruebas como el estudio de los niveles de monóxido de carbono, de la nicotina en sangre y la prueba de la espirometría para medir la capacidad respiratoria y facilitar el diagnóstico precoz de la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC).

Durante el seguimiento, reciben tratamiento psicológico para combatir la dependencia psíquica y farmacológico para controlar la dependencia física a la nicotina.

Alemany también ha destacado la función docente e investigadora de esta unidad que fue pionera en España, que ha publicado numerosos trabajos científicos y participado en la organización de simposios, congresos y másteres internacionales, además de mantener relaciones con unidades de tabaquismo europeas y de EEUU, como la de la prestigiosa Clínica Mayo.

Todos los años se observa en los meses de enero y febrero un pico creciente de personas que quieren dejar de fumar. Los expertos aconsejan elegir un día para dejar el tabaco y anotarlo, realizar un poco de ejercicio, evitar comer abundantemente y en general, procurar estar activo.