Segundo día de la Mercedes Fashion Week

Con desfiles de Ulises Mérida, Dolores Cortés, Juanjo Oliva y Montesinos

Un "ángel" de Victoria's Secret se sube a la pasarela madrileña

madrid

| 17.09.2016 - 16:42 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El diseñador Ulises Mérida presenta hoy, en la tercera jornada de la Mercedes Benz Fashion Week Madrid, antes pasarela Cibeles, una colección poética, de siluetas depuradas con la que propone un estilo, "aunque la mujer siempre dispone, elige lo que desea".

Al margen de las tendencias, Ulises Mérida presenta una serie de prendas con un estilo personal, "ideadas para que cada mujer cree su propio sello, no sea una copia de nadie", dice a Efe el diseñador, que desfila por quinta vez en este escenario.

En esta ocasión, el creador se mantiene fiel a la esencia de su firma y continúa explorando en el concepto de la geometría hasta conseguir piezas de elegancia contemporánea.

"La ropa tiene que definir a la persona, no al contrario", asegura Mérida, que propone líneas rectas, pero también otras más poéticas y orgánicas, gracias a los tejidos que juegan con el movimiento.

Como prendas estrellas de la colección, destacan los ponchos o caftanes conjuntados con pantalones de talle alto o más bajo y la chaqueta americana, "la prenda más estructurada de la colección" que la presenta sobre el hombro a modo de accesorio.

Destacan los vestidos de carácter sexy y los conjuntos de falda y pantalón con camisa o chaqueta. Piezas, todas ellas, llenas de identidad. "Una paleta de tonos blancos, beige, azules y grises", colores que se alejan de su habitual Pantone, encabezado por los púrpuras y grosellas.

Como novedad, Mérida propone tres vestidos de novia que parecen rescatadas de los lienzos de Joaquín Sorolla o de uno de los fotogramas de la película "Muerte en Venecia", de Luchino Visconti.

En el carrusel final del desfile, destaca su famosa camisa blanca, Betina, con la que el creador, que la presenta de quince maneras diferentes, muestra la versatilidad de esta prenda, al mismo tiempo que rinde un homenaje a la individualidad, "lo importante es la mujer, no la moda", asegura Ulises.

Esta colección primavera-verano 2017 es un canto a la comodidad, al vestir el día a día y por eso también presenta zapatos planos, tipo inglés en tonos platas, color que cobra protagonismo sobre los bolsos de mano, acabado con una bella lazada.

DOLORES CORTÉS

Dolores Cortés, que contó con la presencia de la modelo brasileña Ana Beatriz Barros, subió a la pasarela una colección de baño inspirada en el arte cinético y el Op-Art, en la que sobresalen elegantes triquinis.

Como si fueran la mítica Jane Fonda en Barbarella, las modelos lucen piezas de formas arquitectónicas y una repetición de figuras geométricas "de cierto aire galáctico", cuenta Dolores Cortés.

Una propuesta apoyada en materiales exquisitos laminados en plata de distinta intensidad, tejidos acolchados con efecto 3D que proporcionan sensación de movimiento.

La última parte de la colección brilla con un destello metálico, que la diseñadora subraya con cristales de Swarovski y placas y discos de plásticos de "rhodoïd", un guiño a Paco Rabanne.

JUANJO OLIVA

Romántico y poético se presenta Juanjo Oliva, "aunque esta colección también tiene un toque macarra", explica este madrileño que tiene entre manos uno nuevo proyecto, "Oliva", donde también tendrá cabida el hombre.

Sobre la pasarela, vestidos largos de noche con un toque rebelde y un estilismo masculino, que resulta contemporáneo."He dado una vuelta de tuerca a mi propio estilo", dice entre risas el diseñador, que presenta novias, una de ella envuelta en un vestido lencero con tachuelas doradas rescatadas del movimiento Punk.

MONTESINOS

Montesinos no entiende la moda masculina y femenina sin color, fusión y derroche de vitalidad, un estilo que perdura gracias a sus estampados florales, el punto y el crochet.

El valenciano, que terminó el desfile con una actuación flamenca, recupera el punto al mismo tiempo que explora y combina colores potentes como azul añil, el amarillo albero, el rojo almagre o el blanco cal, tonos muy españoles, porque este valenciano siempre, siempre defiende la Marca España.

UN ÁNGEL DE VICTORIA´S SECRET EN MADRID

Uno de los ángeles de la firma de lencería Victoria's Secret, la supermodelo brasileña Ana Beatriz Barros, se ha subido hoy a la Mercedes-Benz FashionWeek Madrid de la mano de la moda baño de Dolores Cortés, firma para la que ha lucido diseños inspirados en el arte cinético y el pop-art.

"Es la primera vez que vengo, pero me encantan los diseños de Dolores, su inspiración en los 60, el maquillaje y los peinados con los que hemos salido a la pasarela", ha indicado a Efe la "top model", aún emocionada tras el desfile.

Simpática, sin una nube de asistentes, cercana y "feliz" de estar en España a donde también le gusta venir por "placer. "Me encanta la comida, el arte, todo", comenta entre sonrisas Barros.

Recién casada con una boda "muy familiar" en Grecia, asegura que disfruta de la vida a pesar de estar viajando constantemente. "Hasta cuando trabajo me divierto".

"No me canso. Estoy acostumbrada. Es mi forma de vida", comenta. Llegó esta mañana y sale volando a la semana de la moda de Londres donde desfila mañana.

"Aún no hemos tenido tiempo de planear la luna de miel", dice esperando que el mes de noviembre sea la fecha definitiva. "Los viajes no me impiden tener una vida familiar. Tampoco creo que sea bueno para una pareja estar constantemente juntos", advierte.

Con un cuerpo escultural desvela que cuida su alimentación en la que no falta el "pescado, las ensaladas, mucha agua y poca carne roja", añade Ana Beatriz Barros.