Se supende el convenio colectivo de 650 trabajadores municipales en Parla

Las medidas supondrán un ahorro de seis millones de euros

madrid

| 27.07.2012 - 20:05 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

El alcalde de Parla, José María Fraile, ha suspendido el convenio colectivo de los 650 trabajadores municipales. El motivo aducido el decreto del gobierno que suspende la paga extra, una excusa, según la oposición y los sindicatos, que le ha servido para acabar con derechos de los trabajadores.

Desde el consistorio aseguran que el convenio firmado en el año 2008 no se ajusta a la realidad actual. Este convenio fue firmado por el secretario socialista del PSM, Tomás Gómez. Gómez, ha asegurado que el alcalde de Parla, es el indicado a realizar la valoración.

Iñigo Henríquez de Luna, portavoz del PP en la Asamblea de Madrid ha declarado que Tomás Gómez “es un gran fariseo porque él dice defender lo público pero sin embargo cuando gobernó el ayuntamiento lo dejó completamente arruinado”.

Mientras, desde la corporación municipal se asegura que lo que se ha hecho ha sido aplicar las medidas del Gobierno central y el sentido común. Es necesario recortar gastos.

NUEVAS MEDIDAS

El Real Decreto marca la retirada de la paga extra y la ampliación de la jornada a 37 horas y media. El Ayuntamiento además, suspende las aportaciones a los seguros de vida y las productividades extraordinarias y se limitan las horas sindicales y las bajas de paternidad y maternidad a lo estipulado por ley.

El portavoz del PP en Parla, Miguel Ángel López, ha asegurado que “destruye toda una serie de derechos laborales de los trabajadores como consecuencia según dice él mismo de la gravísima situación económica que atraviesa el ayuntamiento de Parla que ha sido generada por él”, refiriéndose a la labor de Tomás Gómez como alcalde de Parla.

Las medidas se aplicarán en la próxima nómina del mes de julio y que podrían suponer un ahorro mayor a seis millones de euros.