Piden 19 años de cárcel al hombre que mató a un conserje y quemó su casa

madrid

| 03.10.2017 - Actualizado: 14:56 h

EFE

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La Fiscalía solicita una pena de 19 años de cárcel para un hombre que en marzo de 2006 mató a puñaladas al portero de un inmueble en Madrid y, una vez muerto, prendió fuego a la casa en la que residía la víctima. El juicio contra Florin C. como presunto autor de un delito de homicidio y otro de incendio se celebrará mañana en la sección 23 de la Audiencia Provincial de Madrid.

Según el escrito provisional del fiscal, el 13 de marzo de 2016 el procesado se encontraba pasada la medianoche en el domicilio del conserje del edificio y, "por motivos no acreditados y con intención de acabar con su vida", el acusado comenzó a golpearle "con gran violencia" tanto en el cabeza como en el cuerpo.

Acto seguido, le asestó, con dos cuchillos jamoneros de unos 25 centímetros de longitud, tres cuchilladas en el costado izquierdo que le ocasionaron la muerte. A continuación, antes de abandonar el inmueble, y para evitar ser descubierto, el acusado se dirigió al dormitorio, sacó ropa del interior del armario, la arrojó a los pies de la cama y la prendió fuego, lo que ocasionó un incendio en la vivienda.

Hasta el lugar se desplazaron efectivos de Bomberos, quienes encontraron al cadáver en el interior de la vivienda con dos cuchillos clavados en la espalda.

En 2010 el juzgado de instrucción número 5 de Madrid dictó una orden de detención europea contra el acusado pero no fue localizado hasta cinco años más tarde, cuando cumplía una condena en un centro penitenciario de Rumanía. Una vez finiquitada su condena fue entregado a España en diciembre de 2015.

Además de la pena de prisión, la Fiscalía reclama al acusado 60.000 euros de indemnización para la madre del fallecido y, en concepto de responsabilidad civil, el importe de los daños materiales ocasionados en el edificio, aún por determinar.