Se cuela en una vivienda y se mete en la cama de una pareja para abusar de la mujer

El intruso, ya en libertad, dijo que creía que era su casa, pero entró por una ventana que estaba abierta

madrid

| 26.08.2016 - Actualizado: 15:06 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Un juez ha dejado en libertad al joven detenido en Madrid por entrar en el piso de un matrimonio, meterse en su cama y tocar a la mujer, aunque tendrá que comparecer dos veces al mes ante el juzgado.

Según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) el Juzgado de Instrucción 47 de Madrid puso ayer en libertad a Pedro Luis V.L. ecuatoriano de 27 años, aunque con la citada medida cautelar.

Las primeras pesquisas apuntan a que el hombre estaba en estado de embriaguez y se coló en ese piso pensando que era su casa, ya que vive en el portal de al lado, han precisado a Efe fuentes de la investigación.

LOS HECHOS

Según ha confirmado la Jefatura Superior de Policía, el suceso ocurrió el pasado miércoles de madrugada en un bajo de la avenida de Moratalaz en el que vive un matrimonio que había dejado una ventana abierta debido al calor.

Por motivos que se investigan, un joven ecuatoriano de 27 años -los cumplió ayer, un día después del suceso- decidió entrar en la citada vivienda por la ventana de la cocina y meterse en la cama con el matrimonio compuesto por una mujer y un hombre de origen colombiano de 40 y 59 años respectivamente.

La mujer notó que alguien le hacía tocamientos y creyó que era su marido, hasta que se volvió y vio que se trataba de un desconocido, por lo que empezó a gritar.

Entre ella y su marido retuvieron al joven y llamaron a la Policía, que al acudir al piso interrogó a todos.

El joven ecuatoriano aseguró que vivía en ese piso con una pareja y que tenía llave del mismo, pero cuando los agentes le pidieron las llaves para confirmarlo vieron que ninguna se correspondía con la cerradura de la vivienda, por lo que le arrestaron.

Luego se concretó que vivía en la misma avenida, pero varios números más adelante. A Pedro Luis V.L. se le imputa un delito de abusos sexuales y de allanamiento de morada.