Sanidad levanta la alerta por coronavirus en Madrid

La mujer sospechosa de padecer esta enfermedad ha dado negativo en los análisis

madrid

| 11.10.2015 - Actualizado: 22:26 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La Consejería de Sanidad ha levantado ya la alerta por un posible caso de coronavirus MERS-CoV en Madrid, ya que la mujer sospechosa de padecer esta enfermedad ha dado negativo en los análisis, según han informado a Efe desde el departamento autonómico.

La Dirección General de Salud Pública de la Consejería de Sanidad estaba estudiando un posible caso de coronavirus MERS-CoV en una paciente que recientemente había viajado a Arabia Saudí, y que en la noche del viernes quedó ingresada en una habitación de aislamiento en el Hospital Puerta de Hierro-Majadahonda.

Al descartarse que padezca la enfermedad, a la mujer se le ha retirado el aislamiento y permanece ingresada y estable, han dicho estas mismas fuentes. La mujer reside en Madrid pero viajó a la Meca el pasado 6 de septiembre, y el pasado día 30 comenzó a notar síntomas (tos, astenia, secreciones respiratorias) que empeoraron en los dos últimos días.

La mujer acudió a urgencias en el Hospital Clínico San Carlos, donde permaneció varias horas hasta que fue trasladada al Puerta de Hierro-Majadahonda en una ambulancia del SUMMA siguiendo los protocolos de seguridad para enfermedades de transmisión aérea (guantes, batas y mascarilla).

Ante la sospecha de que pudiera haber contraído el coronavirus en su viaje, el Centro Nacional de Microbiología analizó muestras que han corroborado que no padece esa enfermedad.

Los coronavirus son una extensa familia de virus, algunos de los cuales puede ser causa de diversas enfermedades humanas, que van desde el resfriado común hasta el SRAS (síndrome respiratorio agudo severo). Esta cepa de coronavirus se identificó por primera vez en Arabia Saudita en 2012. Hasta ahora solo se ha descrito un pequeño número de casos, y los datos sobre su transmisión, gravedad e impacto clínico son muy reducidos.