Sánchez Acera: "Lo único que me diferencia de Gómez es que él quiere seguir igual”

madrid

| 23.02.2012 - 15:37 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

La aspirante a la Secretaría general del Partido Socialista de Madrid (PSM), Pilar Sánchez Acera, ha manifestado este miércoles, durante la presentación de su candidatura a los militantes, que "lo único que le diferencia" del actual líder de los socialistas madrileños, Tomás Gómez, es que él "quiere seguir igual" y ella quiere "cambiar para gobernar la Comunidad y en ayuntamientos".En la sede socialista de la plaza de Callao y, rodeada de militantes que abarrotaban el salón central, Acera ha reconocido que tiene "respeto y cariño" a Gómez y que no le considera "ni adversario ni enemigo", sino que es "un compañero que quiere optar a la Secretaría general por tercera vez después de cinco años de gestión".

"Pero es un proyecto que tiene que cambiar. El quiere que este partido siga siendo como en los últimos cinco años, pero muchos queremos cambiar para confiar, sumar y ganar en Madrid", ha indicado la candidata, que ha abogado por "quitar dramatismo a las elecciones democráticas y al miedo de decidir".Sánchez Acera ha apostado por "los valores socialistas de siempre de equidad y la cohesión social", pero ha señalado que la sociedad "ha cambiado" y por eso ha abogado por cambiar sin renunciar a los valores. "Tenemos que estar en Internet. No podemos usar Twitter en la campaña electoral y luego desaparecer. No podemos tener muchos amigos en Twitter y no decirles nada. Donde no hay mata, no hay patata", ha subrayado.

NO QUIERE ENTRAR EN COMPETICIONES

La aspirante a la secretaría general del PSM ha manifestado que no quiere entrar en competiciones sobre quién es más izquierdista porque ha dicho que todos "son de izquierdas". "No es cuestión de hacer discursos de izquierda impecable, porque si los ciudadanos no nos entienden, no ganaremos las elecciones", ha precisado. En esta línea, ha destacado que el Partido Socialista de Madrid "no puede ser el partido del No, el partido 'antitodo', ni que esté a favor del cabreo". "Somos gente que está en la calle, que quiere decir sí a muchas propuestas y que no nos pare nadie. El Partido no puede ser la máquina que nos pare. Tiene que plantear alternativas", ha apostillado.

Eso sí, ha prometido decir no a las propuestas "de recortes de derechos" del PP. "Apostamos por el I+D+i, que explote el talento de los jóvenes, investigadores y emprendedores. Hay mucha gente que quiere poner su negocio y es progresista, como sabe bien María José Landaburu (secretaria de la Unión de Asociaciones de Trabajadores Autónomos)", ha afirmado.

RESPONSABILIDAD EN LA GESTION "PARA LOS QUE VENGAN"

Asimismo, Sánchez Acera ha pedido buena administración del dinero público. "Tenemos que administrar con responsabilidad, pensando en el futuro, porque los socialistas que vengan tendrán que tener los recursos para hacer políticas progresistas", ha remachado. La aspirante socialista también ha esbozado medidas económicas como la solidaridad e impulsar una fiscalidad progresiva, pero con austeridad. "Tenemos que exigir a los que más tienen que paguen y a los negocios más productivos que aporten más para construir una Comunidad más habitable", ha agregado.

Por otra parte, quiere involucrar a los ciudadanos en la vida política porque cada semana hay una sesión parlamentaria en la Asamblea de Madrid "pero los ciudadanos no saben lo que está pasando". Y también pretende "conectar" con los movimientos sociales porque así "llevará los problemas reales de la gente a la Asamblea" y que a los cuatro años, en campaña electoral, no les digan que sólo en ese momento se acuerdan de ellos. "Los ciudadanos tienen que volver a sentir que el PSOE está ahí, que participen, opinen y elijan. Creemos en un Madrid abierto, dinámico y cosmopolita. Aspiro a un Madrid para la gente. Queremos hacerles cómplices de nuestro proyecto y ganas de transformar la sociedad", ha expuesto.

Cree que si lo consigue "nadie vendrá a hacer una reforma laboral que quite los derechos a los trabajadores". También promete complicidad con los sindicatos "que están siendo agredidos por el Gobierno regional y nacional por defender los derechos de los trabajadores". "Tenemos que estar con ellos sin dudarlo. Este partido no puede dudar en esto y la derecho quiere que dudemos. Pero quien no está haciendo lo correcto para crear empleo son ellos y se lo tenemos que decir dos veces al día", ha arremetido Sánchez Acera.

"ES EL MOMENTO DE DECIR SI QUEREMOS SEGUIR FALLANDO O NO"

La candidata a la secretaría del PSM cree que ahora es "el momento adecuado" para el cambio en el partido porque "luego no se puede criticar y decir que se ha fallado". "Podemos fallar, porque todos somos humanos, pero tenemos la posibilidad de decir si queremos seguir fallando o no; y éste es el momento de decirlo", ha sostenido. Por ello, ha animado a los socialistas a decidir "con libertad y democracia" entre el proyecto de los cinco últimos años o entre "la propuesta con futuro para ganar la Comunidad".

"No vale decir que a lo mejor no sería bueno el enfrentamiento. No nos estamos enfrentando, sino eligiendo libremente. Este es el momento del debate y dentro de un año no vale decir que teníamos que haberlo hecho. Sé que la mayoría de los militantes quieren dar ese paso al frente y cambiar y los delegados tienen que verlo y apostar por ello", ha añadido.

Acera ha asegurado que los militantes son "el principal activo y energía y la palanca para poner en marcha al partido". "El partido no puede ser el que nos pare. En el PSM no caben los proyectos personales, sino los compartidos. Hay que profundizar en sus procesos de participación pensando en conectar con los ciudadanos; no para mirarnos el obligo, sino para trabajar por la sociedad y ganar las elecciones", ha repetido.

Sus objetivos también pasan por coordinar mejor a los secretarios generales de los municipios y sus portavoces y ayudar a los militantes de los pequeños pueblos. "Es difícil que los ciudadanos nos escuches ni no tenemos un discurso coherente y coordinado y si no ven en nosotros una referencia ética sin exclusiones. Esta tiene que ser visible y pública. Por mucho que digamos que somos éticos, austeros y de izquierdas, son los ciudadanos los que nos tienen que reconocernos así", ha destacado. Igualmente, la aspirante socialista se ha comprometido a "transformar" el PSM para conseguir un partido "fuerte y unido" con un proyecto "compartido, intergeneracional y territorial". "Porque si no lo es, los ciudadanos no nos verán con ganas de transformar la sociedad", ha dicho.