San Martín de la Vega: Un túnel de 15 metros para robar gasóleo de un oleoducto

La Guardia Civil descubre la peración y desarticula el grupo de ladrones

El combustible sustraído lo distribuían por las noches camuflado en un camión de mudanzas

Los cabecillas son de nacionalidad rumana y dos españoles a cuyo nombre se alquiló la nave y el camión

madrid

| 27.10.2016 - 11:05 h
REDACCIÓN

La Guardia Civil ha desarticulado un grupo de ladrones que horadó un túnel de más de quince metros en la localidad madrileña de San Martín de la Vega para robar grandes cantidades de gasóleo desde un oleoducto.

El instituto armado ha dado a conocer esta operación en un comunicado en el que explica que los ladrones pinchaban la tubería y desde ahí extraían el combustible hasta el interior de una nave, desde donde lo distribuían por las noches camuflado en un camión de mudanzas.

El grupo ha sido desmantelado en la operación Charlize, desarrollada por agentes de la Guardia Civil de Arganda del Rey, que comenzaron a investigar en el mes de abril tras recibir una denuncia de la compañía perjudicada.

La investigación sobre este tipo de hurtos llevó a comprobar que meses antes se localizaron cuatro depósitos con mil litros de gasoil. Desde ese momento, las pesquisas se centraron en el conductor del vehículo que transportaba esos depósitos. Ese seguimiento permitió a los agentes descubrir una nave en San Martín de la Vega y averiguar que por las noches se realizaba el reparto del gasoil sustraído.

Allí se recuperaron otros diez depósitos de combustible en el interior de un camión de mudanzas modificado, con el que transportaban el combustible sustraído sin levantar sospechas.

Cuando los agentes accedieron al interior, descubrieron un sofisticado sistema para la extracción del gasóleo mediante un túnel de quince metros que llevaba hasta los conductos del oleoducto, gracias al que podían robar grandes cantidades de combustible sin exponerse ni ser detenidos.

Entre los detenidos se encuentra una pareja de ciudadanos españoles, encargados de alquilar la nave y que tenían a su nombre el camión que utilizaban los integrantes del grupo. Los cabecillas y autores materiales de los hechos son de nacionalidad rumana y cuentan con antecedentes por hechos similares, si bien dos de ellos se encuentran huidos y se ha solicitado una orden de busca y captura contra ellos.

La Guardia Civil recuerda que el nuevo Código Penal prevé penas de hasta diez años de cárcel por este tipo de delitos.