Pocas complicaciones en Madrid al inicio de la primera fase de Semana Santa

Las carreteras de Madrid registrarán 3,2 millones de movimientos

Tráfico (Archivo)

madrid

| 18.03.2016 - Actualizado: 19:49 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Sin excesivas complicaciones en las carreteras, salvo algunas retenciones a la salida de Madrid por la A-3 y la A-5, y un atasco más importante en la A-30 hacia Cartagena, ha comenzado la operación especial de Semana Santa, el periodo del año en el que, en menos tiempo, se concentra el mayor número de viajes.

Serán este año 14,5 millones de desplazamientos, casi un millón más que en 2014, durante once días y divididos en dos fases.

La primera, que se ha iniciado a las tres y terminará el domingo con una previsión de 3,4 millones de viajes, ha empezado sin demasiadas complicaciones, a excepción de tráfico más intenso en la la M-40 en su conexión con la A-1 y la A-3, autovía esta última que registra más circulación a la altura de Rivas-Vaciamadrid, ha destacado a Efe un portavoz de la DGT.

"Muy cargada" ha estado esta carretera que dirige a los vehículos hacia la costa levantina durante la mañana, ha indicado Tráfico, por lo que muchos conductores han decidido emprender viaje esta mañana y no esperar a la tarde.

Fuera de Madrid y de las complicaciones propias de un viernes en las vías de circunvalación como la M-40 y M-30, los mayores problemas se sitúan en la A-30 en sentido Cartagena con hasta diez kilómetros de atasco, mientras que los conductores que circulan por la S-30 también sufren tráfico más intenso.

Hasta el domingo a la medianoche se extenderá esta primera fase de la operación especial que dará paso a la segunda, el grueso de salidas a partir del miércoles 23.

Esta segunda fase es la más importante por el incremento de ciudadanos que comienzan sus vacaciones ese día, víspera de las cuatro jornadas festivas o incluso cinco, ya que el lunes 28 lo es en Baleares, Cataluña, Comunidad Valenciana, Navarra, País Vasco y La Rioja.

Más controles de alcohol y drogas, más vigilancia y radares en tramos peligrosos y carreteras secundarias, más atención si cabe a los excesos de velocidad tanto a pie de vía como desde el aire, con ocho helicópteros dotados del radar Pegasus, marcarán el dispositivo de Tráfico, en el que se desplegarán, entre otros recursos, 10.000 guardias civiles, 800 funcionarios y personal de emergencias.

MÁS DE TRES MILLONES DE DESPLAZAMIENTOS

Las carreteras de Madrid registrarán 3,2 millones de movimientos en la operación de Semana Santa que se inicia hoy, 200.000 más que los previstos en 2015, según el dispositivo preparado por la Dirección General de Tráfico (DGT), que prevé 14,5 millones para toda España, el mayor éxodo del año.

En la operación habrá más controles de alcohol y drogas, más vigilancia y radares en tramos peligrosos y carreteras secundarias, más atención si cabe a los excesos de velocidad tanto a pie de vía como desde el aire y nuevas cámaras.

Desde mañana, viernes, a las tres de la tarde y hasta la medianoche del lunes 28, la Dirección General de Tráfico mantendrá un operativo especial en la red viaria. El dispositivo se divide, como ya es tradicional, en dos fases.

A las tres de esta tarde arranca la primera, que se extenderá hasta la medianoche del domingo 20. Pero no será hasta el miércoles 23, a partir de las 15.00 horas, cuando comience la segunda y el grueso de salidas.

La segunda fase es la más importante por el incremento de ciudadanos que comienzan sus vacaciones ese día, víspera de las cuatro jornadas festivas o incluso cinco, ya que el lunes 28 lo es en Baleares, Cataluña, Comunidad Valenciana, Navarra, País Vasco y La Rioja.

En Madrid, la mayor intensidad de tráfico de la primera fase se dará este viernes, entre las 15.00 y las 22.00 horas; el sábado 19, de 9.00 a 14.00; y el domingo 20, de 17.00 a 22.00 horas.

En la segunda fase, las complicaciones se esperan el miércoles 23 (de 12.00 a 23.00), el jueves 24 (de 9.00 a 14.00), el viernes 25 (de 9.00 a 14.00), el sábado 26 (de 18.00 a 22.00), el domingo 27 (de 11.00 a 23.00) y el lunes 28 (de 13.00 a 22.00).

Según el operativo preparado por la DGT, en la Comunidad de Madrid la mayor intensidad de tráfico en la operación salida de Semana Santa se dará en las carreteras AP-6, R-4, A-1, A-2, A-3, A-4, A-5, A-6, A-42, M-40, M-50 y M-501.

La DGT ha identificado una serie de puntos considerados conflictivos en carreteras de la Comunidad de Madrid.

Cita, entre otros, los enlaces RACE-Algete (sentido salida) y San Agustín del Guadalix-El Molar (entrada), en la A-1; el tramo entre Meco y el límite con Guadalajara (entrada), en la A-2, o el tramo incorporación de M-50 a la A-4 (salida) y la variante de Aranjuez (salida), en la A-4.

Otros puntos conflictivos serán el tramo Móstoles-Alcorcón, enlace con la M-40, en sentido salida, en la A-5; Torrelodones-Villalba-Las Matas, en ambos sentidos, en la A-6, o el tramo Getafe-Parla en ambos sentidos, en la A-42.

Igualmente, la DGT advierte en la A-3 del tramo que va del punto kilométrico 17 al 15 en Rivas Vaciamadrid; el punto kilométrico 33 en la incorporación a la R-3, entre Perales de Tajuña y Villarejo de Salvanés, en sentido salida; y entre Rivas y Arganda, en sentido entrada.

En la M-501, habrá circulación entre Chapinería y Navas del Rey (en ambos sentidos) y entre Pelayos de la Presa y San Martín de Valdeiglesias, en sentido entrada.

Por último, la M-607 puede presentar problemas en el tramo final de la autovía, en Colmenar Viejo, en sentido salida.

La DGT avisa además de algunos puntos donde existen obras en fase de ejecución: el punto kilométrico 69 de la M-404, en Belmonte del Tajo; el 26 de la A-6, en Torrelodones, y el tramo entre el 8 y el 9 de la M-631 en Bustarviejo.

Como medidas especiales de circulación, la DGT avisa de restricción a la circulación de mercancías peligrosas para camiones de más de 7,5 toneladas en todas las carreteras de la provincia en tramos horarios de cinco días.

Son el domingo 20 entre las 08.00 y las 24.00 horas; el miércoles 23 entre las 16.00 y las 24.00 horas; el jueves 24 entre las 8.00 y las 15.00 horas; el viernes 25, de 08.00 a 24.00 horas; y el domingo 27, de 08.00 a 24.00 horas.

Las salidas de las ciudades son las que, a priori, concentrarán los mayores problemas circulatorios.

En el conjunto de España, la DGT movilizará 10.000 agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, 800 funcionarios y personal técnico en los distintos centros de gestión del tráfico y más de 13.000 empleados de empresas de conservación de carreteras y personal de emergencias.

Hasta doce helicópteros de la DGT sobrevolarán las carreteras y se desplegarán radares móviles en los tramos especialmente peligrosos.