Ruiz-Huerta tilda de "error" proponer ahora a Errejón como candidato para Madrid

Considera que hablar de caras y candidaturas es como "empezar la casa del revés"

madrid

| 27.07.2017 - 10:52 h

EFE

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

La portavoz de Podemos en la Asamblea de Madrid, Lorena Ruiz-Huerta, considera un "error" hablar de "caras y candidaturas" para las elecciones autonómicas de 2019, como la de Íñigo Errejón en la Comunidad, ya que opina que ahora el partido debe centrarse en "construir una propuesta política atractiva".

En una entrevista con la Agencia Efe, la diputada regional (del sector anticapitalista) ha reprochado la actitud del líder de Podemos, Pablo Iglesias, por impulsar ahora al exportavoz del partido en el Congreso Íñigo Errejón como cabeza de lista para la Comunidad de Madrid en 2019. "No deja de ser más que la expresión de un deseo, de una preferencia por un candidato u otro, pero después el proceso se tiene que respetar, tiene que haber unas primarias con una campaña previa", ha comentado.

Por este motivo, la que fuera candidata alternativa de Podemos en la moción de censura que su grupo presentó contra el actual Gobierno regional de Cristina Cifuentes cree que "es un error hablar ahora de caras y de candidaturas" porque sería como "empezar la casa del revés". "Lo que toca es que estemos todos unidos, trabajando por fortalecer la organización, por construir la unidad popular y por tejer alianzas con nuestros socios naturales que pueden ser IU, Equo u otros actores políticos y sociales", ha comentado.

En este sentido, ha abogado por centrar los esfuerzos en "construir una propuesta política que sea verdaderamente atractiva para mucha gente" y "que sea capaz de ganar las elecciones al PP". "Lo único importante es ganar al PP, para eso tiene que estar el mejor proyecto construido posible y liderándolo las mejores personas posibles. Si la gente decide que es Íñigo, será Íñigo, y si la gente decida que sea otra persona, será otra persona", ha apuntado. En su caso, no tiene decidido si se presentará como candidata a las elecciones autonómicas de 2019, ya que lo meditará "cuando llegue el momento".

Además, afirma que en estos momentos está "muy concentrada" en su trabajo como portavoz de Podemos en la Asamblea, cargo que asumió el pasado mes de diciembre tras el cese de su antecesor, José Manuel López, del sector 'errejonista'. "Hizo un estupendo trabajo durante toda su etapa de portavoz, teníamos unos objetivos diferentes a los de ahora, estábamos llegando a la institución, aprendiendo a trabajar, constituyéndonos como grupo", ha manifestado.

Desde su llegada, en cambio, ha indicado que su principal labor consiste en "hacer oposición al PP" y en "polarizar con Cristina Cifuentes", que cree que "sabe mucho más de lo que dice y es mucho más del PP de lo que afirma ser". Aunque reconoce que en el grupo parlamentario de Podemos hay "diferencias de opinión", asegura que el ambiente "ha ido mejorando muchísimo a lo largo de este año".

Sobre la posibilidad de alcanzar un pacto de Gobierno con el PSOE en la Comunidad de Madrid si Podemos no consiguiera la mayoría absoluta en las elecciones de 2019, ha dicho que sería una posibilidad si su formación consigue "hacerle el sorpasso", aunque "a fecha de hoy" no ve "garantías suficientes" en esta alianza. "No considero que el PSOE sea un actor que se ha regenerado y que está en condiciones de constituir un bloque del cambio", ha declarado, al tiempo que ha calificado este partido como el de "la decepción permanente". En su opinión, en el cambio que representa el recién elegido secretario general de los socialistas, Pedro Sánchez, "hay mucho de márketing" y duda de si éste se trasladará a la Comunidad de Madrid con las primarias del PSOE-M, previstas para el mes de septiembre.

A pesar de todo, reconoce que el PSOE es una fuerza "lo suficientemente grande" en España como para que en Podemos estén "obligados a llegar a determinados pactos con ellos", como recuerda que ya ocurre en la Asamblea de Madrid. En los dos años que restan hasta la celebración de las elecciones autonómicas, no descarta plantear una nueva moción de censura al Gobierno de Cifuentes como la presentada el pasado mes de junio, que fue rechazada con el voto en contra del PP y Ciudadanos y la abstención de PSOE. Un resultado que para Ruiz-Huerta evidencia el "fracaso" de los otros dos grupos de la oposición por no lograr echar a un Gobierno que, a su juicio, "está tratando de sobrevivir en un lodazal de corrupción".