Rubalcaba dice que la Policía busca "resolver problemas" y "no crear más", al no impedir la concentración en Sol

La Junta Electoral Provincial había probibido la concentración de las ocho de la tarde de este miércoles

madrid

| 19.05.2011 - 15:07 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El vicepresidente y ministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha justificado este jueves la actuación de la policía en la manifestación celebrada ayer en la Puerta del Sol, que había sido prohibida por la Junta Electoral. A pesar de la prohibición, la concentración multitudinaria se celebró porque la Policía, según Rubalcaba, está para resolver problemas y no para crearlos.

Los hechos de la jornada de este jueves pueden resumirse de la siguiente forma: A primera hora de la tarde, la Junta electoral provincial de Madrid prohibía la concentración de las 8 de la tarde.

Los 4 jueces de la Audiencia Provincial que la componen alegan dos motivos: primero que no está justificada la urgencia de la convocatoria y segundo que puede afectar a la campaña electoral y a la libertad de los ciudadanos al ejercicio del voto.

A partir de ahí, la atención se centra en cómo la Delegación del Gobierno y el ministerio del Interior van a hacer cumplir la ley y evitar así la concentración.

Tras una reunión desde Interior se da la orden de no intervenir salvo que se produzcan incidentes.

A las 7 de la tarde la Policía Nacional despliega un dispositivo disuasorio: 5 grupos de la unidad de intervención policial y algo más de 200 agentes se distribuyen por los accesos a la puerta del sol y por la propia plaza. Se limitan a registrar mochilas y bolsos y a identificar a algunas de las personas que iban accediendo a Sol sin ningún problema

A las 8 de la tarde, Sol estaba a rebosar y comienza la concentración pese a la prohibición de la Junta Electoral. Euforia de los asistentes que abuchean a la policía, mientras los agentes se limitan a contemplar la concentración

Todo a pesar del mandato de los jueces de la Junta Electoral y de lo que el Gobierno siempre ha mantenido