Montoro defiende unos Presupuestos que evitan que "les aplaste la losa del déficit"

Rubalcaba acusa al Gobierno de generar desconfianza con unos presupuestos "no creíbles"

El líder del PSOE niega que mintieran en el dato de déficit

Montoro pide a los socialistas responsabilidad y que apoyen las cuentas públicas

nacional

| 24.04.2012 - 17:10 h
REDACCIÓN

El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, ha defendido este martes las cuentas "austeras, difíciles y realistas" que ha aprobado el Gobierno para el año 2012 con el objetivo de reducir el déficit y recuperar la confianza en el país. "Un Presupuesto que no tiene nada de amable", ha admitido Montoro durante el debate de las enmiendas de totalidad al Presupuesto en el Congreso, donde ha reconocido que son las cuentas "más austeras" de la democracia, pero también los "más realistas" para superar la crisis que atraviesa el país.

El titular de la cartera de Hacienda también ha calificado las cuentas de "excepcionales" porque responden a la "excepcional" situación de crisis que vive el país, y ha asegurado que abren la puerta a la resolución de los problemas que sufren los españoles. "Pretenden ser un instrumento eficaz de lucha contra la crisis", ha aseverado.

Asimismo, ha indicado que las cuentas pretenden dar respuesta a las consecuencias que ha dejado la herencia del anterior Gobierno, que fue "un engaño más" del Partido Socialista, que ha perjudicado "mucho" la imagen de España frente a los socios europeos, los acreedores y los mercados en general.

En este sentido, ha recordado que el Presupuesto se ha aprobado y debatido en un tiempo "extraordinario" por la convocatoria de elecciones anticipadas, aunque lleva el sello de un nuevo Gobierno que siente un "respaldo mayoritario" de la sociedad y que sabe lo que tiene que hacer para resolver la crisis porque ha recibido un "mandato claro".

A su parecer, son los Presupuestos "adecuados" para hacer frente a una recesión y parar reducir así el déficit público del 8,5%, ya que equilibrar las cuentas es una "absoluta prioridad" para desatascar la financiación del país.

"No hay atajos", ha dicho Montoro, para quien el camino "tiene que ser recto" y hacerse "sin dudar" y sin prolongar los objetivos en el tiempo porque el saldo negativo de las cuentas "aplasta" al país como una "losa".

Montoro ha considerado el equilibrio una "condición sine qua non" para salir de la crisis y ha asegurado que a nadie le deben incomodar los objetivos pactados con la UE porque ni son imposibles ni reducirán el crecimiento, ya que el Gobierno no ha ido "al mogollón del Presupuesto", sino que ha sido "muy selectivo" con los ajustes y está garantizado el mantenimiento de los servicios públicos en el futuro.

RUBALCABA: RECHAZO A LOS PRESUPUESTOS POR NO SER CREIBLES

Durante su intervención en el Pleno, ya por la tarde, el secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha acusado este martes al Gobierno de sembrar la desconfianza en España presentando unos Presupuestos que "no cuadran", que "no se cree nadie" y que generarán más recesión y, además, "engañando" sobre el porqué del déficit de 2011.

En su intervención, Rubalcaba ha acusado al Ejecutivo de haber empeorado la desconfianza en España con "sus torpezas, vacilaciones y errores" y adoptando recortes "sin ton ni son". Ello después de haber retrasado el Presupuesto por las elecciones andaluzas y de acusar al anterior Gobierno de mentir sobre las cifras de déficit "para encontrar excusas a sus recortes".

El líder socialista ha acusado al ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, de mentir por decir que el anterior Gobierno engañó sobre el déficit de 2011, recordándole que durante el traspaso de poder tuvo acceso a los "datos reales y actualizados" y las "previsiones" de que disponía entonces el anterior Ejecutivo.

"Nadie engañó a nadie", ha remachado, preguntándose si también se han "engañado a sí mismos" los gobiernos de Reino Unido y Países Bajos, que tampoco han cumplido su objetivo de déficit, o el exconsejero madrileño y hoy secretario de Estado de Administraciones Públicas, Antonio Beteta, ya que el Gobierno madrileño ha desvelado después de plazo un desfase adicional de 1.000 millones.

El líder del PSOE ha tachado de "xenófobo, cruel e ineficaz" el recorte en sanidad y ha advertido de que la decisión de negar la asistencia gratuita a los inmigrantes irregulares "es un ejercicio de insensibilidad social como la copa de un pino".

Rubalcaba ha criticado con dureza los ajustes en sanidad y educación al defender desde la tribuna del Congreso la enmienda a la totalidad del PSOE a los presupuestos de 2012.

"Están dando pábulo a una siniestra idea que hay por ahí de que los inmigrantes usan y abusan de la sanidad; y eso es falso y además xenófobo", ha subrayado.

A su juicio, también es "cruel", porque deja sin asistencia a personas enfermas, y resultará "ineficaz, porque va a conseguir que las gripes acaben tratándose en urgencias".

El líder socialista ha denunciado asimismo el copago farmacéutico y que los pensionistas tengan que abonar parte de las recetas y ha acusado al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, de ocultar en su discurso de investidura que "les iban a dar por un lado (subida de las pensiones) lo que les iban a quitar por otro (incremento del IRPF y pago de medicamentos)".

Rubalcaba, convencido de que hay otras vías de ahorro, como la impositiva, ha estimado que el Ejecutivo ha roto "un consenso básico en la cobertura sanitaria".

"Ese recortar sin ton ni son resta confianza a la acción pública del Gobierno", ha asegurado antes de subrayar también que los ajustes en materia educativa muestran una política "sencillamente inaceptable".

A su juicio, por ejemplo, es un "delirio jacobino" pretender que el Estado fije los días exactos que deben pasar antes de sustituir a un profesor de baja, independientemente de la materia que imparte o del centro en el que trabaja, y reducir el número de profesores hará disminuir la calidad de la enseñanza.

"Ya que no se despiden profesores, simplemente no se les contrata, un eufemismo francamente educativo", ha añadido para alertar también de que subir las tasas y bajar las becas afecta a la igualdad de oportunidades.

MONTORO ACUSA A RUBALCABA DE SUBIR A LA TRIBUNAL A GENERAR DESCONFIANZA

Durante su turno de réplica en el debate de las enmiendas a la totalidad de los presupuestos generales del Estado, Montoro ha señalado que se están cumpliendo los objetivos marcados por el Gobierno en los presupuestos generales a pesar de estar "en un tiempo muy difícil".

Montoro ha acusado al líder de la oposición, Alfredo Pérez Rubalcaba, de "subir a la tribuna a sembrar la desconfianza" y ha negado que conociera la desviación del déficit en contra de lo que antes había asegurado el secretario general del PSOE.

También ha señalado que cuando él dejó el Ministerio de Hacienda en la anterior etapa de mandato del PP las cuentas estaban impecables y no había ninguna desviación.

El ministro ha destacado que cuando llegó al poder, José Luis Rodríguez Zapatero, "abrió todos los cajones", mientras que el Gobierno actual lo primero que ha tenido que hacer es un plan de pago a los proveedores.

Además, ha criticado a Rubalcaba por hablar de "medidas sociales" cuando el PSOE congeló las pensiones, bajó el sueldo de los funcionarios y subió el IVA.

Montoro también ha defendido la "regularización de activos no declarados" como una "apelación fiscal extraordinaria", ya que, según ha señalado, en los últimos años el Estado ha perdido 7 puntos del PIB en términos recaudatorios.

Ante las acusaciones de "improvisación" lanzadas por el líder socialista, el ministo ha recordado que durante el discurso de investidura, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, explicó el calendario de actuación del Ejecutivo "con fechas concretas".

Así, ha apelado a los representantes del PSOE a apoyar al Gobierno, "que busca permanentemente el diálogo", ofreciendo alternativas.

EJERCICIO DE RESPONSABILIDAD

Dicho esto, ha instado a los socialistas a "realizar un ejercicio de responsabilidad" votando a favor de la ley de estabilidad presupuestaria que mañana se debate en el Senado.

Con respecto a esta medida, Montoro ha insistido en que Rubalcaba está negando "lo que está documentado y cifrado", en referencia al acuerdo alcanzado en agosto entre populares y socialistas para reformar la Constitución.

Ha añadido que ningún grupo político, y menos quien ha tenido la responsabilidad de gobernar, en referencia al PSOE, debería proponer que se relaje el objetivo de déficit porque eso sólo serviría "para aumentar la agonía de la crisis y para poner en duda el proyecto del euro".

Animismo, ha asegurado que Rubalcaba conocía la desviación del déficit público, no hizo nada para remediarlo y no se lo comunicó al Gobierno entrante, que "ahora tiene la urgencia de atajarlo", ha zanjado.