Rouco Varela aborda el "problema angustioso de los desahucios"

En la homilía pronunciada en Madrid durante la Eucaristía de la festividad de La Almudena

madrid

| 09.11.2012 - 13:22 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

El cardenal arzobispo de Madrid, Antonio María Rouco Varela, ha abogado hoy en la festividad de La Almudena por hallar solución al "problema angustioso de los desahucios" y, en defensa de la familia, ha dicho que sin la protección del matrimonio y de la natalidad "no habrá una salida duradera de la crisis".

En la homilía pronunciada en Madrid durante la Eucaristía de la festividad de La Almudena, en la catedral, Rouco ha abogado por hallar una solución "justa, equitativa y solidaria" al problema angustioso de los desahucios.

Que sea superada "lo más pronto posible" la crisis económica "que está dejando sin trabajo a tantas personas y a tantas familias sin casa y hogar".

El cardenal ha abogado porque sea superada "sin tardanza" la crisis económica que golpea al conjunto de los ciudadanos y "muy gravemente" a los más débiles y a los inmigrantes.

Al citar una declaración hecha el 3 de octubre pasado por los obispos españoles, el cardenal arzobispo ha recordado que los trabajadores "se han mostrado dispuestos en no pocos casos a asumir restricciones laborales y salariales en aras de las supervivencia de sus empresas y del bien de todos".

Rouco ha dicho que se trata de una actitud de civismo y solidaridad digna de reconocer y ha agregado que, al tiempo, las autoridades "han de velar porque los costes de la crisis no recaigan sobre los mas débiles, con especial atención a los inmigrantes".

El cardenal ha hecho un llamamiento para que las administraciones arbitren "las medidas necesarias para que (estas personas) reciban las ayudas sociales oportunas".

DEFENSA DE LA FAMILIA

En la parte de la homilía en la que ha defendido el núcleo familiar, el cardenal arzobispo ha abogado por dar a todos los niños, "con efectividad jurídica y social", la seguridad de poder contar y vivir "con su padre y con su madre, en la medida de lo realmente posible".

Esta "seguridad", ha agregado, es uno de los derechos más "fundamentales y primarios de la persona humana".

Rouco Varela ha expresado su deseo de que sea superada la crisis "en aquellos aspectos más humanos, morales y espirituales en los que se juega la subsistencia misma de la familia, y sus bienes fundamentales: su unidad y fecundidad".

Y ha instado a la unidad entre el padre y la madre y entre los padres y los hijos; la posibilidad de tenerlos y criarlos física, psicológica y espiritualmente, en su dignidad de hijos de Dios".

En este punto se ha referido a una Declaración del 3 de octubre pasado, en la que la que los obispos españoles decían que sin la familia y la protección del matrimonio y de la natalidad "no habrá una salida duradera de la crisis".

Esta mención de Rouco se produce después que el pasado día 6 el Tribunal Constitucional (TC) español avalara el matrimonio homosexual al rechazar un recurso que presentó en 2005 el ahora gubernamental Partido Popular (PP) contra a ley aprobada durante el anterior Gobierno socialista.

RECUERDO A LAS VÍCTIMAS DEL MADRID ARENA

Antonio María Rouco Varela ha recordado a las víctimas de la tragedia ocurrida el pasado día 1 en el recinto Madrid Arena y ha urgido a la sociedad madrileña a una "verdadera conversión personal y ciudadana".

En su homilía, Rouco se ha referido a "los sucesos acaecidos recientemente en Madrid, en los que perdieron la vida cuatro de nuestras muy queridas jóvenes, Rocío, Katia, Cristina y Belén, ¡casi unas niñas!".

A la Eucaristía, concelebrada en la catedral por varios obispos han asistido la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, quien ha renovado el Voto de la Villa, y el presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, entre otras autoridades.

Botella también ha recordado a las cuatro jóvenes fallecidas en la tragedia del pasado día 1 en Madrid Arena y ha pedido a la Virgen de la Almudena que ayude a sus padres a "sobrellevar el dolor de su ausencia".

Las chicas fallecieron como consecuencia de una estampida humana que se produjo en el Madrid Arena en la madrugada del pasado día 1 durante una fiesta de Halloween.

Una quinta joven, María Teresa Alonso, de 20 años, resultó herida en ese suceso y permanece "estable dentro de la máxima gravedad" en la UVI del hospital de la Fundación Jiménez Díaz.

Al final de la Eucaristía la imagen de la Virgen ha sido sacada del templo en procesión por las calles cercanas, mientras que centenares de personas se acercaban a realizar la tradicional ofrenda floral en honor a la Virgen, en la Plaza de la Almudena.