Romero de Tejada: Las campañas del PP de Majadahonda se financiaban con rifas y afiliados

madrid

| 19.07.2017 - 13:35 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

El exalcalde de Majadahonda y ex secretario general del PP de Madrid, Ricardo Romero de Tejada, aseguró este miércoles en el juicio que se desarrolla en la Audiencia Nacional por la primera etapa de la trama Gürtel entre 1999 y 2005 que las campañas electorales en la localidad de la que fue edil se financiaban con "cenas benéficas, rifas y aportaciones de los afiliados". La declaración como testigo de Romero de Tejada había sido reclamada por la defensa del exconcejal Guillermo Ortega, que la considera relevante para ponerla en relación con otros testimonios emitidos durante el juicio. Se le preguntó en calidad de secretario general del PP de Madrid entre 1996 y 2004 y alcalde de Majadahonda de 1989 a 2001.

El ex secretario general del PP madrileño reconoció conocer a todos los acusados y aseguró que las campañas electorales en Majadahonda eran "sencillas" y no requerían una gran infraestructura financiera. En concreto, aseguró que los actos electorales en su etapa al frente del Ayuntamiento se pagaban con "cenas benéficas, rifas, sorteos y aportaciones de afiliados".

Preguntado por si en alguna ocasión recibió alguna llamada de la sede nacional del PP pidiéndole trato de favor para las empresas de Francisco Correa, el exalcalde respondió: "No, que yo sepa no", lo mismo que respondió al ser interrogado por la existencia de donativos de particulares al partido.

Romero de Tejada explicó que abandonó la Alcaldía en 2001 y a partir de ese momento "no he intervenido en absoluto en nada" relacionado con el Ayuntamiento de Majadahonda. En línea qcon esa afirmación, negó haber tenido participación alguna en la adjudicación de la construcción de un colegio privado inglés o en la ampliación del campo de fútbol. Negó en ese momento que el desarrollo de esos dos proyectos afectara a su relación con Ortega y fuera el origen de una enemistad, porque "mi relación con él era casi nula en esa época". Romero achacó el distanciamiento entre ambos a que alguien aconsejó al concejal que "marcara una raya con respecto a mí y mi gestión".

A continuación, declaró también como testigo el excoordinador de las campañas del PP en Madrid José Manuel Fernández Norniella, quien explicó al tribunal que abandonó el partido en 1998 y que desconocía buena parte de los hechos que se juzgan.

Después declaró la exdiputada Carmen Rodríguez Flores, a la que se pidió declaración para que responda sobre una comida a la que acudieron junto a Ortega y el extesorero del PP Álvaro Lapuerta. Ortega dijo en el juicio que la exdiputada madrileña le dijo que le habían costado el cargo de alcalde las conversaciones que el extesorero del PP Álvaro Lapuerta había mantenido con el empresario dueño de Licuas y Coarsa, Joaquín Molpeceres, quien se había quejado de que no les estaba dando las obras que se licitaban en Majadahonda.

Rodríguez aseguró que no recordaba esa comida y puntualizó que, en cualquier caso, de haber coincidido en el mismo local con dos señores que comen juntos, no se habría acercado porque "soy una señora".

Por su parte, el exconcejal popular Jorge Barbadillo confirmó a continuación que estaba comiendo con Ortega cuando Rodríguez Flores y Lapuerta entraron juntos al local. Se acercaron a su mesa y la exdiputada les dijo que ambos habían sido expulsados de sus cargos por no haber ayudado lo suficiente a Molpeceres.

Según explico al tribunal, durante todo el encuentro en el que se produjeron estas revelaciones Lapuerta estuvo al lado de la diputada escuchando y asintiendo con la cabeza a sus explicaciones.