Roban material de seguridad en una tienda de Madrid que surte a la Policía

Varios individuos han robado chalecos antibalas, gafas de visión nocturna y linternas por el método del alunizaje

madrid

| 26.11.2012 - 13:49 h
REDACCIÓN
Más sobre: SucesosSuscrbeteSuscríbete

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

Unos ladrones han asaltado una tienda de material militar mediante el método del alunizaje en la madrileña Gran Vía de Hortaleza. Marcha atrás y con escaleras por medio, han destrozado el escaparate de una tienda dedicada a vender elementos para la seguridad y de carácter militar. Se han llevado visores nocturnos, chalecos antibalas y linternas de gran potencia. Ocurrió a unos pasos del complejo policial de Canillas. Tan cerca, que los propios agentes acudieron al escuchar el tremendo estruendo. La tienda además suministra material tanto a particulares como a la Policía y a la Guardia Civil.

Según ha informado hoy la Jefatura Superior de Policía, el robo ocurrió anoche sobre las 22.30 horas en la tienda del grupo Ekipol de la calle Gran Vía de Hortaleza 68, muy cerca del complejo policial de Canillas, en el que se ubican servicios centrales de la Policía como la Comisaría General de Policía Judicial.

El todoterreno que utilizaron estaría aparcado delante de la fachada, sólo así es posible el hueco que necesita el automóvil para llegar hasta la vitrina y destrozarla marcha atrás. Apenas dos metros es la distancia que les separaba. Poco espacio para maniobrar y coger la velocidad que se necesita para destrozar una luna blindada, puesto que el local pertenecía antiguamente a un banco. Además la tienda está a dos pasos del edificio sede de los servicios centrales de la Policía Nacional

Los dueños hacen recuento hoy de lo sustraído, que no ha sido mucho porque el robo duró apenas unos minutos y las dependencias policiales están muy próximas. Más de 20 chalecos antibalas, un botín valorado en unos 20.000 euros, pero no tocaron el resto de material, ni se acercaron a la caja registradora. En la tienda en la que se ha producido el robo no hay armas, ya que el grupo Ekipol las vende en una armería autorizada ubicada en Ávila, según ha detallado el empleado.

Se trata de la primera vez que esta empresa sufre un robo, que ha coincidido con que la tienda de la Gran Vía de Hortaleza, ubicada en una antigua sucursal bancaria, no cuenta con todas la medidas de seguridad que tiene previsto habilitar.

"Probablemente lo sabían y han aprovechado", ha dicho el trabajador, que esta mañana contabiliza lo robado junto a sus compañeros, por lo que no ha podido abrir la tienda al público.