Rivas y Parla tendrán colegios concertados católicos desde el curso 2014-2015

Los concertados son los centros más demandados y acumulan importantes listas de espera

(Archivo)

madrid

| 14.04.2014 - 12:25 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

Las localidades madrileñas de Rivas-Vaciamadrid y Parla contarán a partir del próximo curso 2014-2015 con sendos colegios concertados católicos que la Comunidad de Madrid autorizará para satisfacer la demanda y garantizar una mayor libertad de elección educativa por parte de las familias.

Así lo explica hoy la Comunidad en una nota de prensa en la que explica que ninguna de estas localidades ofrecía proyectos educativos de carácter católico, "quedando la demanda de este tipo de educación insatisfecha u obligando a las familias a escolarizar a sus hijos en centros de otros municipios de la región".

Según la nota, los dos nuevos centros concertados han sido promovidos por la Iglesia, tendrán una escolarización mixta del alumnado y dispondrán de un proyecto educativo de marcado carácter social.

En Parla hay 29 centros educativos públicos (21 colegios de Educación Infantil y Primaria, y 8 institutos de Educación Secundaria) y dos concertados, ninguno de ellos con carácter religioso, dice la Comunidad.

Mientras los centros públicos atienden sin problema la demanda de plazas, los dos centros concertados no pudieron absorber las solicitudes; acumularon 198 solicitudes que se quedaron fuera en el proceso de escolarización del año pasado.

En Rivas-Vaciamadrid hay 19 centros públicos -catorce colegios de Educación Infantil y Primaria y cinco institutos de Educación Secundaria- y uno concertado, creado hace cuatro años, que se ha convertido, según el Gobierno regional, en "el más demandado de la ciudad y el que más lista de espera acumula con 190 solicitudes insatisfechas".

La Comunidad de Madrid ha decidido autorizar estos dos colegios concertados católicos al constatar, mediante el análisis de los datos de matriculación, que "la demanda de educación concertada por parte de las familias es ampliamente superior a la oferta actual".

"No se ofrece ningún centro de carácter religioso en ninguna de estas ciudades por lo que la libertad de elección de centro educativo, una de las señas de identidad del Gobierno regional en política educativa, se ve notablemente mermada", dice la nota de la Comunidad de Madrid.