Rivas rechaza el nuevo plan para la Cañada Real

madrid

| 07.08.2016 - 10:45 h
REDACCIÓN

El Ayuntamiento de Rivas, gobernado por IU, rechaza la propuesta del comisionado de la Comunidad de Madrid, presidida por Cristina Cifuentes (PP), de urbanizar y dotar de servicios a la Cañada Real, de la que 3 kilómetros transcurren por el municipio, al estimar que consolidará "la pobreza y la exclusión" de sus vecinos.

En un comunicado, el Consistorio ripense se ha quejado hoy de haber conocido el borrador a través de los medios de comunicación y ha mostrado su oposición al documento al considerar que la Cañada Real es una "zona incompatible" con áreas urbanas "dignas y seguras", por lo que propone el realojo de sus vecinos en núcleos urbanos ya existentes.

El borrador, de 77 páginas bajo el título "Pacto Regional sobre la Cañada Real", que ya ha sido entregado por el comisionado para la Cañada Real, Jose Antonio Martínez Páramo, será debatido por los cuatro grupos con representación parlamentaria en la Asamblea de Madrid tras el parón veraniego.

Para Pedro del Cura, regidor de Rivas, uno de los tres municipios junto a Madrid y Coslada donde se localiza el asentamiento de 14,2 kilómetros, las propuestas "apuntalan un núcleo de marginalidad ubicado en un espacio inhabitable" debido a la proximidad de las vías del AVE, el oleoducto y la M-50.

En el borrador, al que ha tenido acceso Efe, se propone el desmantelamiento del asentamiento sobre el túnel del AVE, que afecta al sector III (dependiente de Madrid y Rivas) y el del segmento entre el Perales del Río y la incineradora (el sector VI, dependiente de Madrid).

El Consistorio es contrario a dotar de servicios (asfaltado, autobús o escuelas infantiles) al actual asentamiento y plantea el realojo de los habitantes de la Cañada -de los cerca de 8.000 vecinos de la Cañada Real más de mil trescientos se localizan en Rivas- en núcleos de población ya consolidados.

Según el Ayuntamiento ripense, es ilegal urbanizar la Cañada debido a que se ubica en una antigua vía pecuaria, sin embargo en marzo de 2011 el Gobierno de la Comunidad, presidido por Esperanza Aguirre desafectó los terrenos de su condición de vía pecuaria con la aprobación de una ley.

Pedro del Cura pide a la Comunidad que escuche las demandas y trabaje con todos los municipios implicados para encontrar soluciones "conjuntas y consensuadas".

Además, el Ayuntamiento de Rivas denuncia que la Cañada es un "polvorín de droga y marginación" que afecta a barrios del municipio como Covibar y Pablo Iglesias, debido a que las personas drogodependientes van al asentamiento colindante "en busca de una dosis".

Según el borrador del comisionado, que aún no ha sido debatido y está abierto a modificaciones, el acuerdo para la Cañada tiene que contar con el consenso de los regidores de Madrid, Rivas y Coslada y con el del Gobierno autonómico y los grupos con representación en la Asamblea de Madrid.

En el documento, que sostiene que la Cañada deberá "quedar integrada en la red urbana consolidada de los municipios", se declara el "pleno respeto" a la potestad urbanística municipal.