Ricardo García será nombrado mañana delegado del Gobierno en Madrid en sustitución de Valcarce

Actual subdelegado del Gobierno en Madrid, será nombrado por el Consejo de Ministros

madrid

| 31.03.2011 - 11:33 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

El actual subdelegado del Gobierno en Madrid, Ricardo García García, será nombrado mañana viernes nuevo delegado del Gobierno, en sustitución de Amparo Valcarce, que deja el puesto para incorporarse a la carrera electoral de la mano de Tomás Gómez, según informaron fuentes policiales. Valcarce anunció este lunes, día de la convocatoria oficial de las elecciones, que había pedido al Ejecutivo central su relevo para presentarse como 'número dos' de la lista del Partido Socialista de Madrid a las elecciones autonómicas del 22 de mayo.

El nombramiento de García deberá ser confirmado este viernes en el Consejo de Ministros pero, según indicaron las mismas fuentes, en estos momentos "no hay ningún otro nombre sobre la mesa", teniendo en cuenta de que en principio estaría sólo un año en el cargo. El Gobierno saliente tras las próximas elecciones generales tendrá que decidir su futuro.

Tras conocerse que Valcarce aceptó la invitación de Tomás Gómez para ser su 'número dos' se barajaron otros nombres para sustituirla al frente de la Delegación del Gobierno. El que más sonaba era Adolfo Navarro, diputado socialista de la Asamblea de Madrid, que en las primarias del PSM se decantó a favor de la ministra Trinidad Jiménez.

García fue nombrado subdelegado del Gobierno en julio de 2008, poco después de entrar Valcarce. Es licenciado en Derecho, Doctor, profesor titular de la Universidad de Cantabria y desde 2005 ejercía como Profesor Titular en la Facultad de Derecho de la Universidad Autónoma de Madrid.

Entre sus conocimientos, destaca su interés en materia de libertad religiosa, con numerosos trabajos de investigación dedicados a la libertad de conciencia y a la libertad religiosa en el derecho español e internacional, el multiculturalismo y la bioética y el derecho eclesiástico, entre otros.

VALCARCE HACE SU BALANCE

Valcarce aprovechó el pasado lunes la presentación de la novela 'Cielo Roto', de los periodistas Quico Alsedo y Pablo Herraiz, para asegurar que el próximo delegado tendrá "todo su apoyo" y para hacer un pequeño balance de su gestión al frente de la Delegación de Gobierno en Madrid. Así, afirmó que se marcha con la "enorme satisfacción de haber obtenido los mejores datos de seguridad de la década". Concretamente, apuntó que la región ha mejorado su seguridad en 13 puntos y que se ha incrementado el número de policías y guardias civiles en un 43 por ciento desde 2003.

"Madrid es una Comunidad segura porque también se ha hecho un gran esfuerzo personal. Es un balance enormemente positivo porque hoy la Comunidad es una de las más seguras de España y Europa. Hemos basado nuestra estrategia siempre en la colaboración institucional", dijo.

Por otro lado, la delegada aseguró que otro de sus objetivos ha sido acercar el Gobierno de España a los ciudadanos madrileños para que conozcan "el esfuerzo inversor que ha hecho en la Comunidad, no sólo en los Presupuestos Generales del Estado, no sólo el Plan E, sino también el esfuerzo permanente por mejorar la calidad de vida de los madrileños". "Buen ejemplo de ello son las inversiones en infraestructuras como el Plan de Cercanías, las líneas de AVE, la mejora de operatividad del aeropuerto de Barajas, unas inversiones que han ido a los 179 municipios de la región. En dos años 1.700 millones de euros, y mas de 100.000 empleos en Plan E, que no sólo es urbanismo, medioambiente, eficiencia energética, sino mejorar el bienestar de los ciudadanos con inversiones y programas sociales en Educación y Sanidad", añadió.

SUS MEJORES Y PEORES MOMENTOS

Valcarce también quiso destacar dos momentos, uno bueno y uno malo, de su paso por la institución ubicada en el número 25 de la madrileña calle Miguel Angel. Un acontecimiento que le hizo "especialmente feliz" y le provocó un "recuerdo inolvidable" a la delegada del Gobierno fue cuando los madrileños recibieron a los campeones del Mundo de fútbol el pasado mes de julio porque fue una jornada "absolutamente segura".

"Fue un momento muy exigente para todos durante cinco horas y un recorrido de 7 kilómetros de la comitiva por las calles de Madrid. Fue un esfuerzo de seguridad enorme. Lo que todos los madrileños y españoles vieron es una ciudad abierta, segura, que estaba festejando absolutamente tranquila y en paz el campeonato. Para mí ha sido una mezcla de una enorme responsabilidad para que todo saliera bien", recordó.

Entre los momentos más duros con los que ha tenido que lidiar Valcarce durante los casi dos años en el cargos destacó la crisis de Air Comet, cuando 7.500 personas atrapadas en el aeropuerto de Barajas. "Tuvimos que atender a todos esos ciudadanos en todos los puntos de vista. Si tenemos en cuenta que estábamos tomando la cena de Nochebuena, fue muy duro y estuvimos volcados en la crisis. Mi satisfacción fue ver que en una crisis tan seria e importante no se produjo ningún incidente ni problema. Al revés, vimos a la Policía repartiendo alimentos en Barajas", ha subrayado.

La delegada del Gobierno en Madrid señaló que en todos los malos momentos se ha visto arropada y acompañada por su equipo, al que dio las gracias por su "dedicación". "Hemos hecho un gran esfuerzo para servir a los ciudadanos. En ese acompañamiento con mi equipo han estado las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado", indicó.

Por último, Valcarce ha asegurado que se ha sentido atacada personalmente en los últimos meses por parte del Partido Popular. "Siempre he pedido respeto y he practicado el respeto. Siempre he pedido cultura cívica y he hecho un gran esfuerzo porque todas nuestras actuaciones se enmarcaran en los usos democráticos y en la cultura cívica", ha manifestado. "Hay para mí un momento que me pareció de una grave indignidad que fue la Proposición No de Ley que el PP llevó a la Asamblea de Madrid y con la que cerró la legislatura. Me pareció grave, indigno y hubiera deseado que nunca se hubiera producido", ha reconocido en alusión a la iniciativa parlamentaria que aprobó el Parlamento regional pidiendo su cese.