Revisar cada 5 años las instalaciones de gas y que no se obstruyan los conductos de ventilación

La Comunidad inicia una campaña informativa para recordar las medidas de seguridad

madrid

| 08.11.2011 - 14:57 h
REDACCIÓN
Más sobre: gasSuscrbeteSuscríbete

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

El Gobierno de la Comunidad de Madrid ha iniciado una campaña informativa para recordar a los usuarios las medidas de seguridad para usar el gas correctamente y recomienda revisar cada cinco años las instalaciones de gas y que no se obstruyan los conductos de ventilación. El consejero de Economía y Hacienda, Percival Manglano, ha sido el encargado de presentar informativa sobre la Seguridad de las Instalaciones de Gas que, como cada año por estas fechas, pone en marcha la Comunidad de Madrid con una serie de consejos prácticos que deben conocer los usuarios para evitar posibles accidentes con las instalaciones de gas.

Manglano ha señalado que la información al ciudadano constituye una de las líneas clave para la mejora de la calidad de los servicios públicos y es el soporte necesario para la prestación eficaz de los mismos. En la región hay más de 2,3 millones de usuarios de gas y la seguridad es responsabilidad tanto de ellos como de la Administración y las empresas distribuidoras.

En esta campaña informativa han colaborado las empresas Gas Natural Fenosa, Repsol Butano, Galp Energía, Madrileña Red de Gas y las Asociaciones ASEFOSAM, FEDGLOP y SEDIGAS y recoge en los 300.000 trípticos editados con consejos de seguridad dirigidos a los usuarios de gas, la periodicidad con la que deben cumplirse las revisiones de estas instalaciones, así como una serie de teléfonos de interés para los ciudadanos en caso de necesitar cualquier información o servicio de asistencia técnica.

El consejero ha indicado que la Comunidad de Madrid ha sido la primera en poner en marcha los planes de incentivos para la modernización de los aparatos de gas, en colaboración con las empresas distribuidoras, los fabricantes y los instaladores. Así, laúltima edición del Plan Renove de Calderas de Condensación, que consiste en la concesión de incentivos para impulsar la sustitución de calderas individuales por otras estancas de condensación, ha permitido la instalación de más de 18.000 nuevos aparatos.

INCREMENTO DE LOS NIVELES DE SEGURIDAD EXIGIBLES

Asimismo, Manglano ha destacado que desde la Comunidad de Madrid se han venido realizando numerosas actuaciones en el ámbito de la seguridad de estas instalaciones y ha recordado que el Gobierno regional ha sido pionero en incrementar los niveles de seguridad exigibles, al incluir la medición obligatoria de la concentración de monóxido de carbono en las revisiones periódicas.

Precisamente, una gran parte de los consejos incluidos en la campaña se dirigen a evitar posibles intoxicaciones por gas. En este sentido, se recomienda comprobar la correcta combustión de la llama, vigilando que sea azul, para evitar la producción de monóxido de carbono, debido a una mala combustión.

También se recomienda mantener libres los conductos de ventilación y de evacuación de los humos de la combustión y revisar las chimeneas y mantenerlas libres de elementos que las obstruyan. Además, se recuerda a los usuarios que, en caso de notar olor a gas, el protocolo de seguridad a seguir pasa por abrir las ventanas, evitar la producción de chispas, no accionar interruptores y llamar al servicio de urgencias de la empresa suministradora.

Entre todas las recomendaciones, Percival Manglano ha destacado la importancia de que se realice el control periódico de las instalaciones cada cinco años. Así, en el caso de los usuarios de gas canalizado, es el distribuidor el responsable de realizar una inspección periódica a las instalaciones receptoras cada cinco años.

La empresa distribuidora notificará el día en que van a realizar la inspección y facturará el consiguiente importe al cliente en la siguiente factura. Por otra parte, las instalaciones que se alimentan desde depósitos individuales o mediante envases de GLP (bombonas de butano) deben pasar también cada cinco años una revisión periódica que en este caso será responsabilidad del usuario, quien habrá de contratar con una empresa instaladora de gas.

Una vez realizada la inspección o la revisión, el instalador entregará al titular o usuario un certificado de que la instalación cumple con la normativa vigente.