Retenciones a la salida de Madrid en la A-1 y la A-5

Retenciones en las carreteras

madrid

| 03.08.2013 - 13:21 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Las carreteras madrileñas presentan normalidad este sábado a excepción de la A-1 y de la A-5, que tienen circulación irregular y varios kilómetros de retenciones a la altura de San Agustín de Guadalix y Navalcarnero, respectivamente.

Según datos de la Dirección General de Tráfico, recogidos por Europa Press, en la A-5 hay retenciones con circulación irregular entre los kilómetros 23 y 28, dirección Badajoz, a la altura del municipio de Navalcarnero.

En la A-1, la circulación está lenta en torno al circuito del Jarama, donde hay congestión entre los kilómetros 27 y 30, dirección San Agustín de Guadalix. También hay retenciones en la Nacional VI, a la altura de San Rafael, ya en Segovia, entre los kilómetros 60 y 62,5, donde la DGT advierte de condiciones difíciles de circulación.

CONSEJOS DEL 112 ANTE UN ACCIDENTE

El servicio de emergencias 112 ha recordado que en el caso de un accidente de circulación, lo principal es no correr riesgos innecesarios que no mejorarían la situación, así como detener el vehículo, ponerse el chaleco reflectante y señalizar el lugar con los triángulos de emergencia a 50 metros del vehículo.

A continuación, se debe solicitar ayuda llamando al número de emergencias 112, de los postes 'SOS' instalados en la carretera o a través de otros conductores.

Debe desconectarse el motor del vehículo accidentado retirando la llave de contacto y, si no fuera posible, desconectando los cables de la batería. Además, conviene inmovilizar el vehículo con piedras o maderas.

Si no hay riesgo de incendio o atropello, no se debe sacar a los heridos del vehículo, sino esperar a que lo hagan las asistencias. Pero si fuera necesario, debe colocarse detrás del herido, introducir las manos debajo de las axilas, agarrar el mentón del herido con una mano y estrecharlo contra el pecho, y con la otra mano coger del antebrazo y tirar hacia arriba.

En el caso de que el herido sangre abundantemente, es preciso tapar la herida con mano o puño y presione con un pañuelo. Si está inconsciente, se le debe acostar de lado para que no se asfixie con la lengua. Finalmente, si el herido es motorista, no se le debe quitar el casco, pero sí mantener en el mismo plano la cabeza y el torso.