Representan en Madrid la obra de los titiriteros, con el cartel "Gora Alka-ETA"

Reclaman el archivo de la causa contra Alfonso Lázaro de la Fuente y Raúl García

El PP cree que la representación de títeres hoy es distinta por no ser municipal

En el teatro del Barrio

madrid

| 28.04.2016 - 17:17 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

Los actores Alberto San Juan y Gloria Muñoz han vuelto a representar en Madrid parte de la obra de los titiriteros investigados por enaltecimiento del terrorismo, en un acto en su homenaje en el que uno de los guiñoles ha exhibido de nuevo el polémico cartel con el lema Gora Alka-ETA.

Artistas, periodistas, escritores, sindicalistas, abogados y activistas pro derechos humanos, convocados por la revista Contexto (ctxt) y el diario Público en el Teatro del Barrio, han reclamado el archivo inmediato de la causa que se sigue contra los dos titiriteros, Alfonso Lázaro de la Fuente y Raúl García.

Ambos titiriteros fueron detenidos y encarcelados el 5 de febrero por orden del juez Ismael Moreno y, tras ser puestos en libertad el día 10, se enfrentan a una pena de cuatro años y medio por enaltecimiento del terrorismo tras escenificar la obra La Bruja y Don Cristobal, en la que uno de los guiñoles exhibía un cartel que rezaba "Gora alka-ETA", en un juego de palabras que mezclaba Al Qaeda y ETA.

En aquella representación de febrero, en el marco de los carnavales de Madrid, se incluían escenas con títeres que representaban a un juez, un policía y una monja, entre otras. La fiscalía pidió el ingreso en prisión de los titiriteros en base a que la obra alababa o justificaba a los autores de acciones terroristas y que el hecho de que ese enaltecimiento del terrorismo se hiciera en una obra de guiñoles no mermaba la gravedad del hecho.

En el acto de apoyo a los titiriteros procesados, los participantes han rechazado la denominada "ley mordaza", así como los "ataques" a la libertad de expresión, manifestación, crítica e información y al derecho de huelga en España.

En el acto han intervenido el músico Santiago Auserón, el cantante de Def con Dos César Strawberry; el humorista de La Tuerka Facu Díaz; o Safira Cantos, de Amnistía Internacional; entre otras personas y organizaciones.

Alberto San Juan y Gloria Muñoz han interpretado un fragmento de la obra "La bruja y Don Cristóbal", en el que se ha escenificado el ahorcamiento de un guiñol vestido de juez, aunque hoy no se ha repetido algunas de las escenas que originaron la polémica.

Al término de la representación, el periodista de la revista Contexto Miguel Mora ha señalado, en referencia al juez que ordenó la detención de los titiriteros, que "el juez de la Audiencia Nacional Ismael Moreno está de guardia, o sea que a ver si nos lleva a todos para delante o no".

Mora ha reivindicado a los titiriteros que, a su juicio, han sufrido "un régimen de encarcelamiento digno de terroristas, después de ser detenidos en plena calle por una denuncia anónima". Ha subrayado que el caso de los titiriteros es "paradigmático de la persecución y la represión de la libertad de expresión" y "el caso más escandaloso que ha sucedido en Europa Occidental durante mucho tiempo".

Los asistentes han opinado que la aplicación de la "ley mordaza" afecta a más de 40.000 ciudadanos; y supone la represión judicial de la disidencia, la crítica, la sátira y el humor; la persecución del derecho a la huelga y las presiones de los grandes grupos mediáticos y financieros contra el derecho a la información "nos retrotrae a los peores tiempos de la dictadura franquista".

Amnistía Internacional y la Asociación Libre de Abogados, entre otras entidades, han enviado una comunicación al Grupo de Trabajo sobre Detención Arbitraria de la ONU para pedirle que investigue el caso de los titiriteros.

EL PP CREE QUE LA REPRESENTACIÓN DE HOY ES DISTINTA POR NO SER MUNICIPAL

El portavoz adjunto del PP en el Ayuntamiento de Madrid, Íñigo Henríquez de Luna, ha considerado que el Teatro del Barrio, donde se ha representado la obra de los titiriteros con el cartel Gora Alka-ETA, "no es municipal", por lo que la exhibición de hoy es un "caso distinto" al del Carnaval.

En declaraciones a los periodistas, Íñingo Henríquez de Luna ha recordado que siempre debe cumplirse con la legalidad: "Para eso están la Fiscalía y la Policía, por si se considera que en un momento determinado en cualquier representación se comete un presunto delito".

Los actores Alberto San Juan y Gloria Muñoz han vuelto a representar hoy parte de la obra de los titiriteros Alfonso Lázaro de la Fuente y Raúl García, investigados por enaltecimiento del terrorismo, en un acto homenaje en el que uno de los guiñoles ha exhibido un cartel con el lema "Gora alka-ETA".

Artistas, periodistas, escritores, sindicalistas, abogados y activistas pro derechos humanos, convocados por la revista Contexto (ctxt) y el diario Público en el Teatro del Barrio, han reclamado el archivo inmediato de la causa que se sigue contra los dos artistas.

Sobre la participación en el evento de Santiago Auserón, que será el pregonero de las fiestas de San Isidro, Henríquez de Luna ha comentado: "Dios los cría y ello se juntan, y el Gobierno municipal de la señora Carmena se dedica a ponerle una vela a Dios y otra al diablo".