Repiten el juicio a una mujer que asesinó a su expareja quemando su casa

Piden 22 años de prisión para la mujer, quien confesó el crimen causando un incendio en su casa de Colmenar Viejo

Según la mujer, los dos pactaron un suicio, pero en el momento crucial la víctima pronunció el nombre de otra mujer

madrid

| 13.10.2016 - 14:12 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Una mujer fue juzgada por provocar un incendio con gasolina en su casa de Colmenar Viejo con el fin de acabar con la vida de su pareja mientras ésta dormía. Y resultó absuelta por un jurado popular. Hoy, por orden del Supremo se repite el juicio porque no se tuvo en cuenta que la acusada había confesado el crimen. Una mujer fue juzgada por provocar un incendio con gasolina en su casa de Colmenar Viejo con el fin de acabar con la vida de su pareja mientras ésta dormía. Y resultó absuelta por un jurado popular. Hoy, por orden del Supremo se repite el juicio porque no se tuvo en cuenta que la acusada había confesado el crimen.

La Audiencia Provincial repite el juicio de una mujer para quien el fiscal pide 22 años de prisión por causar la muerte de su excompañero sentimental el 12 de septiembre de 2011 incendiando su casa de Colmenar Viejo en la que estaba durmiendo.

La mujer fue absuelta por un jurado popular pero el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) anuló ese veredicto porque no daba respuesta a la propia confesión de la acusada en una sentencia que más tarde ratificó el Tribunal Supremo, que ordenó la repetición del juicio con jurado con un magistrado distinto.

ROCAMBOLESCA HISTORIA

A Francisca se le acusa de haber provocado el fuego, avivado por bidones de gasolina, y de cometer el asesinato del hombre de 45 años. Además se le imputó un delito de omisión del deber de socorro por haberse marchado del domicilio y de un delito contra la seguridad del tráfico. La mujer de 46 años tuvo un accidente de coche al chocar contra un camión y dio varias vueltas de campana al mismo tiempo que los bomberos trataban de sofocar el fuego en la vivienda de una sola planta. Se dirigía hacia el norte de la Comunidad de Madrid, alejándose de su domicilio.

El hombre fue hallado inconsciente y con quemaduras de segundo y tercer grado en más del 50% de su cuerpo dentro de la casa en fuego. Los bomberos lo encontraron tirado en el suelo de una habitación y los sanitarios de una UVI móvil del Summa le practicaron sin éxito maniobras de reanimación avanzada. Mientras los bomberos sofocaban el fuego en la casa de la urbanización Punta Galea de Colmenar Viejo, otra dotación trataba de sacar a la mujer del vehículo en el que quedó atrapada. Paca, como era conocida entre los vecinos, ingresó en el hospital Gregorio Marañón en el área de psiquiatría.

PACTO DE SUICIDIO Y NOMBRE EQUIVOCADO

Francisca decidió acabar con el que podría haber sido el amor de su vida, o con el hombre al que más odiaba en el mundo. Fue en la madrugada del 12 de septiembre de 2011, en la urbanización Punta Galea. Según la mujer, los dos pactaron irse al otro barrio juntos. Una buena borrachera, una llama para quemar la casa y un final de novela romántica: morir abrasados.

Sin embargo, siempre según esta versión, un detalle vino a torcer el plan: algo que salió de la boca de Humberto en el momento crucial. En concreto, un nombre. El hombre, sostiene ella, se equivocó de nombre en la despedida final: en vez de Francisca, pronunció el de otra mujer. Así que ella, ni corta ni perezosa, prendió fuego a la casa y tomó las Villadiego dejando en la casa una bolsa con bastante dinero: según algunas fuentes, 25.000 euros.