Refugiados acogidos en Madrid se quejan de tener que convivir con toxícómanos en un centro

madrid

| 03.01.2017 - 14:49 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Algunos de los refugiados que han llegado a nuestro pais y que están acogidos en Madrid, están compartiendo instalaciones con toxicómanos. Es la denuncia de algunos de ellos ante el ACNUR, y que recoge la Cadena Ser. Denuncia en la que expresan su temor a que algunos pueden verse tentados a tomar las sustancias tóxicas que ven a su alrededor. Uno de los centros donde se produce esta situación, se encuentra en la localidad de Ambite y está gestionada por DIANOVA, una ONG a la que el Gobierno adjudicó un subvención para la acogida de refugiados el año pasado, a pesar de que no tenía experiencia previa en este campo.

La queja presentada por algunos de los refugiados se basan en el trato que recibían, asi como que se ven obligados a convivir con muchas personas que se recuperan de adicciones. Los refugiados denuncian Peleas, incidentes por el consumo de drogas en el propio centro y quejas por la falta de condiciones mínimas de las instalaciones.

El centro de Dianova en Ambite cuenta en la actualidad con un programa de rehabilitación de politoxicómanos financiado por la Comunidad de Madrid y con este de acogida de refugiados que sufraga la Secretaría General de Inmigración y Emigración del Ministerio de Empleo que dirige tras ser renovada en el cargo esta Legislatura, Marina del Corral.

Hasta hace unos meses, la ONG tenía asignado además por encargo del mismo departamento un programa de acogida de inmigrantes en situación de vulnerabilidad trasladados desde los Centros de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI) de Ceuta y Melilla, sin embargo, vencido el plazo del contrato el Ministerio de Empleo no les ha renovado la concesión.

EMPLEO DETECTO LOS PROBLEMAS Y EXIGIO SE CORRIGIESE

No obstante, el Ministerio de Empleo y Seguridad Social detectó el pasado mes de diciembre que en el centro Santa Lucía se producía convivencia entre los refugiados de su programa de acogida y las personas con politoxicomanías que están asistidas en su programa de rehabilitación, exigió "de inmediato" que esta situación "se corrigiese" y "así se hizo".

Lo explican a Europa Press en fuentes del departamento que dirige Fátima Báñez en relación a la información difundida por la Cadena SER según la cual, varios refugiados han venido denunciando esa situación anómala de convivencia con politoxicómanos entre otras irregularidades en el programa de acogida que gestiona Dianova tras ganar un concurso público convocado por el Ministerio de Empleo.

Según las mismas fuentes, por el programa de refugiados han pasado 200 personas y se han generado 18 quejas individuales dirigidas al Ministerio de Empleo por motivos varios, incluida la problemática por la convivencia de familias con politoxicómanos. De las 18, un total de 16 han sido resueltas y dos, presentadas este pasado mes de diciembre, están aún pendientes.

Fue ese mismo mes cuando, siempre de acuerdo a las fuentes del Ministerio de Empleo, se detectó que se producía "esta convivencia", "se exigió a la entidad la separación de las familias y así se hizo". "Cuando recibimos una queja se exige a la entidad que lo corrija y se hace un seguimiento en todos los casos. Cuando se detectó esta situación, constatamos que se corrigió", afirman.

No obstante, Dianova tiene un centro en el presta tratamiento a personas con problemas psiquiátricos y ahí sí pueden cruzarse refugiados y politoxicómanos, aunque ni están internos, ni conviven, ni se les atiende de forma simultánea, tal y como matizan las mismas fuentes.

Ese es el único espacio en que se encontrarían según dijo la ONG a la SER, para insistir en que el centro de Ambite es un complejo de 20.000 metros cuadrados donde "no hay convivencia" entre los beneficiarios de los distintos programas, que "no comen juntos". Con todo, reconoce que "quizás se pueden ver en la plaza o en la zona de descanso".

EL DIRECTOR DE DIANOVA ASEGURA QUE "ES FALSO" QUE REFUGIADOS Y PERSONAS CON PROBLEMAS DE ADICCIÓN COMPARTAN ESPACIOS EN SU CENTRO

Por su parte, el director gerente de la organización Dianova España, Santos Cavero, manifestó este martes que "es completamente falso" que personas refugiadas y con problemas de adicciones y drogodependencia que se encuentran en el centro que la asociación tiene en Ambite (Madrid) compartan comedor y aseguró que "son proyectos que tienen equipos funcionales independientes".

Sin embargo, hizo hincapié en que dispone de "una encuesta de satisfacción en la que el 80% de los usuarios valora el centro de manera positiva" y aseguró que "no ha habido ningún problema, ni con los refugiados ni con las personas con problemas de drogodependencia" y señaló que "es muy fácil ir a los medios y decir que aquello es no sé qué, en vez de venir y hablarlo de manera sosegada".

"Tengo trabajadores enfadados porque son buenos profesionales, todos con contrato laboral, psicólogos, abogados, trabajadores sociales e integradores laborales y esa noticia de la Cadena Ser deja en entredicho su capacidad laboral", manifestó Cavero, que añadió que desconoce "qué interés se persigue con todo esto".

En este sentido, espera que esta noticia no afecte "de cara a nuevas convocatorias de subvenciones", puesto que "sería un poco triste que fuera así". Además destacó que en el centro no hacen el trabajo "a base de voluntariado como en otros lugares", sino que "somos profesionales".

Por último, señaló que si el Ministerio de Empleo y Seguridad Social y la Comunidad de Madrid lo autorizan tiene intención de "invitar a todo el mundo a ver el centro", ya que "no hay ningún problema" y así podrá la gente contemplar cómo "hay espacio para todo".