Refuerzan la vigilancia en las zonas donde pueden actuar las bandas latinas

madrid

| 08.03.2016 - 16:45 h
REDACCIÓN

La Policía Nacional ha reforzado la vigilancia en algunas zonas de Madrid para evitar que las bandas latinas protagonicen incidentes como el del pasado sábado, en el que murió un menor de 15 años, ya que, aunque no hay un repunte de estos grupos, "las represalias siempre planean sobre el ambiente".

Así lo han explicado en rueda de prensa el jefe superior de Policía de Madrid, Alfonso José Fernández, y el inspector jefe de Bandas Latinas, Ricardo Gabaldón, durante una rueda de prensa junto a la delegada del Gobierno, Concepción Dancausa.

Todos se han referido a la reyerta que el pasado sábado protagonizaron una veintena de los Dominican Don't Play y varios miembros de los Trinitarios en las inmediaciones de la Puerta del Sol, entre éstos un menor de 15 años que murió de una puñalada en el corazón.

Dancausa y los investigadores han insistido en que se trató de un encuentro no programado, sino fortuito, entre ambas bandas y que la Policía sigue investigando para detener al culpable del asesinato, ya que inicialmente se detuvo a un joven que resultó herido en la reyerta como el posible culpable, pero se ha demostrado que no lo es.

El jefe superior de Policía ha especificado que la Policía reforzará, como ha hecho en otras ocasiones, la vigilancia y el patrullaje en las zonas en las que las bandas pueden actuar, sobre todo en espacios públicos.

El inspector jefe de Bandas Latinas ha dicho que las represalias entre los miembros de estos grupos "siempre planea sobre el ambiente" porque mantienen "una rivalidad histórica que viene de sus países de origen" y se consideran férreos enemigos.

Sin embargo, desde 2013 no había habido represalias con víctimas mortales. Desde 2004 se han contabilizado once fallecidos en peleas entre bandas. "Su actividad es constante y mantienen una violencia virtual en la red, pero no suele traspasar de ahí, no tiene trascendencia callejera", ha explicado Gabaldón, que ha relatado que la Policía investiga estas posibles quedadas "para matarse" que luego no se materializan,

Actualmente, los más numerosos son los Trinitarios, con unos 80 miembros activos, seguidos por los Ñetas con unos 60 ó 70, los DDP con unos 50 ó 60 y los Lating King con unos 30, según los investigadores. Todos se conocen y saben los lugares a los que va cada uno, como "una familia mal avenida", ha precisado el inspector jefe.

La delegada del Gobierno ha precisado que actualmente "no hay repunte" en la actividad de las bandas, como demuestran los datos policiales, que reflejan que "se ha detenido a muchas personas y han disminuido estos sucesos" aunque "existen, y de vez en cuando hay peleas", en este caso con un fallecido, lo que no ocurría desde 2013.

Ha precisado que de los aproximadamente 700 miembros activos de bandas latinas que había en 2008 ya sólo hay unos 250 ó 300, gracias al trabajo policial.Sobre la reyerta de Sol ha precisado que no fue tan multitudinaria como se informó inicialmente, ya que participaron unos veinte DDP frente a cuatro ó cinco trinitarios.

Dancausa ha subrayado el trabajo policial contra las bandas latinas y ha destacado que el año pasado hubo 89 operaciones contra estos grupos con un total de 198 detenidos, 43 de ellos menores.