Récord de visitas y nulo impacto al ecosistema en el primer año de Guadarrama

Borja Sarasola ha acudido al Parque para celebrar su primer aniversario

El Parque Nacional de Guadarrama cumple un año con 3,5 millones de visitas

madrid

| 25.06.2014 - 12:42 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El Parque de Guadarrama cumple su primer año de vida con el récord de ser el parque nacional más visitado del país -3,5 millones de personas- pero sin que haya habido un impacto negativo en su ecosistema, en parte gracias a que por su gran extensión la media de visitantes por hectárea es de las más bajas.

El consejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Borja Sarasola, ha acudido al Parque para celebrar su primer aniversario -el 27 de junio de 2013 entró formalmente en vigor la ley que lo declaraba parque nacional- y ha destacado que su "gran éxito" ha sido "conjugar la conservación y mejora de sus valores naturales con el hecho de haberse convertido en fuente de riqueza" para los municipios de la zona.

Durante la visita -en la que ha recorrido la senda entre el Puerto de Navafría y el área recreativa "Las Lagunillas"- ha estado acompañado por Francisco Javier López-Escobar, delegado territorial de la Junta de Castilla y León en Segovia, con quien ha descubierto un reloj de sol conmemorativo de este primer aniversario en el límite de las dos comunidades.

Borja Sarasola ha remarcado que en un año han visitado el Parque 3,5 millones de personas, convirtiéndose así en el parque nacional más visitado del país, y pese a ello se ha preservado su riqueza ecológica, para lo cual "se ha controlado en todo momento que los visitantes no ejerciesen una presión incompatible con el medio natural".

Ha ayudado a ello el hecho de que su gran tamaño (33.960 hectáreas) hace que tenga una media de 103 visitantes por hectárea, una de las más bajas del país, muy por debajo de otros como el Teide (140 visitantes por hectárea) o Timanfaya (288).

"Así, la presión de los visitantes es inversamente proporcional al tamaño del Parque Nacional y su Zona Periférica de Protección, y si se incluye también la Zona Periférica de Protección, la Sierra de Guadarrama soporta por ejemplo una tercera parte de presión que Garajonay, y ocho veces menos que Timanfaya", ha apuntado Sarasola.

Donde sí se ha notado un impacto es en la economía de los municipios de la zona, que han registrado "un notable aumento de actividad en los alojamientos y restaurantes" -aproximadamente un 10% más que el año anterior, sobre todo en el entorno del Puerto de Navacerrada, Valle de la Fuenfría y La Pedriza-, y los turistas han dejado más de 50 millones de euros en el sector de la hostelería, lo que "animará a todos a trabajar para conservar esta riqueza".

Sarasola ha explicado que la conservación del entorno natural ha sido prioritaria para el Gobierno y, entre otras medidas, se ha instalado un sistema de conteo de visitantes con el fin de conocer la afluencia a las distintas zonas, medir el posible impacto en el ecosistema y adelantarse a posibles problemas, lo que permitiría derivar las visitas hacia otras sendas o puntos del parque si fuera necesario.

Respecto a la fauna, el consejero ha detallado que este primer año "se ha constatado la presencia de una familia de lobos en las inmediaciones de la vertiente madrileña del Parque Nacional, algo que evidencia una naturaleza equilibrada y con sello de calidad absoluto".

También ha mantenido la Comunidad programas específicos de conservación del águila imperial ibérica, del buitre negro y de múltiples especies de anfibios (rana patilarga o el tritón alpino), "registrándose durante 2013 unos niveles de población que constituyen un auténtico éxito".