Reabren tras ser fumigados los quirófanos cerrados ayer en el Gregorio Marañón

Casi 750 médicos del Hospital Gregorio Marañón firman una carta para criticar las "graves carencias" del centro y reclamar más inversión

La Consejería de Sanidad explica que, una vez cumplidos los protocolos del Servicio de Medicina Preventiva, se ha retomado la actividad programada

madrid

| 20.06.2017 - 10:00 h

Los siete quirófanos de la primera planta del Hospital Gregorio Marañón que ayer tuvieron que ser cerrados tras aparecer insectos han reanudado su actividad "con total normalidad" tras haber pasado por un proceso de fumigación, limpieza y esterilización.

Según ha explicado la Consejería de Sanidad en un comunicado, una vez cumplidos los protocolos del Servicio de Medicina Preventiva, se ha retomado la actividad programada.

Además, en coordinación con los profesionales sanitarios del centro y en función de las necesidades y disponibilidad de los pacientes, todas las cirugías afectadas ayer ya han sido reprogramadas.

Ayer el hospital tuvo que suspender 18 cirugías programadas de las especialidades de cirugía general, maxilofacial, tórax y urología tras detectarse insectos, aunque en ningún caso hubo "riesgo alguno para los pacientes". Ninguna de las intervenciones suspendidas eran urgentes. El resto de quirófanos (otros 19) mantuvieron su funcionamiento normal durante el día.

LOS FACULTATIVOS CRITICAN LAS GRAVES CARENCIAS DEL HOSPITAL

Un total de 749 facultativos del Hospital Gregorio Marañón han firmado una carta dirigida a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, en la que solicitan un plan de gestión e inversión para corregir las "graves carencias estructurales" que presenta el centro y el nombramiento de un equipo directivo "estable" que apoye a los profesionales. "Solicitamos la inmediata puesta en marcha de un plan de gestión, consensuado con los profesionales, y la inversión presupuestaria necesaria para corregir los importantes déficits estructurales del centro, para seguir manteniendo su nivel de excelencia y su proyección de futuro en la atención de calidad de nuestros pacientes", exponen en esta carta difundida por el sindicato AMYTS.

La difusión de esta carta se produce después de que ayer el centro tuviera que suspender la actividad de siete quirófanos para fumigarlos tras el hallazgo de insectos en las instalaciones, lo que también supuso posponer 18 intervenciones quirúrgicas.

En esa misiva, dirigida también al consejero de Sanidad, Jesús Sánchez Martos, los profesionales exponen que el Marañón es "uno de los centros referentes de la sanidad madrileña" y se manifiestan preocupados por las "graves carencias estructurales" que sufre el hospital. En este sentido, aluden a que los presupuestos del Gregorio Marañón han descendido "progresivamente" en los últimos años y son "claramente deficitarios tanto para la actividad real del centro como para la complejidad de los pacientes atendido".

También aluden en esa misiva a un "déficit de infraestructuras y equipamiento que se prolonga en el tiempo". "El hospital sufre, con demasiada frecuencia, rotura de conducciones hidráulicas, limpieza deficitaria, circulación de bolsas de basura y ropa sucia, con permanencias de horas en los pasillos de las salas de hospitalización. Esto no es admisible por razones de seguridad e higiene", exponen los facultativos firmantes de la carta.

Además, aluden a que hay falta de inversiones en tecnología médica y el hospital cuenta con un "gran número de equipos obsoletos" y reprochan la ausencia de "reconocimiento y remuneración" por el desarrollo de la Carrera Profesional. Los profesionales también aluden a que el centro se ve sometido "a cambios en su estructura directiva, sin razones claras ni motivaciones basadas en necesidades del gobierno profesional del hospital".

"Esto hace que carezca de un plan de gestión estable y consolidado, con el consiguiente perjuicio para todos", ahondan en la carta, que traslada también la sensación de estos profesionales ante la "falta de valoración de la opinión de los profesionales en los procesos de decisión y planificación", como por ejemplo en la puesta en marcha de una nueva Historia Clínica.