Rajoy negociará con Madrid y Cataluña para que supriman el euro por receta

Rajoy negociará con Madrid y Cataluña para que supriman el euro por receta porque no le gusta

González, abierto al diálogo dice que es una medida de "ajuste" para "no subir los impuestos"

Gómez avanza que el PSM llevará el euro por receta al Constitucional si no lo hace Rajoy

El Colegio de Farmacéuticos de Madrid, preocupado por la aplicación, confía que no prospere la medida

madrid

| 06.11.2012 - 14:33 h
REDACCIÓN

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha dicho que es contrario a la aplicación del euro por receta, que pretende imponer el Gobierno de la Comunidad de Madrid a partir del 2013 y que se cobra en Cataluña desde el pasado mes de junio, y haya anunciado que negociará con ambas Comunidades su supresión antes de recurrir al Tribunal Constitucional. "A mi no me gusta el euro por receta", ha afirmado tajante en una entrevista a la Cadena Cope y ha aclarado que esta medida rompe con el sistema equitativo e igualitario que pretende el Ejecutivo, ya que en estas dos comunidades el paciente "paga dos veces" por un mismo medicamento.

"Quiero un sistema sanitario en el que todo el mundo sea tratado igual. Hemos tomado la decisión, de acuerdo con todas las Comunidades Autónomas, de que todo el mundo pague en farmacia una pequeña cantidad porque es un ahorro para el contribuyente", ha explicado.

No obstante, ha anunciado que, antes de recurrir ante el Tribunal Constitucional la decisión tomada por los gobiernos catalán y madrileño, el Gobierno "tiene la esperanza de llegar a un acuerdo" ya que está abierto el diálogo para negociar que se suprima esta tasa

Actualmente, se encuentran en negociaciones con la Generalitat para la que se cumple el plazo el próximo mes de diciembre -posterior a esa fecha, si no hay acuerdo se abrirá un recurso-; y espera iniciar la negociación con el gobierno madrileño antes de su aplicación.

IGNACIO GONZÁLEZ SE MUESTRA ABIERTO AL DIÁLOGO AUNQUE APUESTA POR LA MEDIDA

El presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, ha asegurado este martes que mantendrá el cobro del euro por receta farmacéutica expedida y ha explicado que se trata de una medida de "ajuste" tomada en un escenario marcado por el "fuerte" compromiso del Gobierno regional de no subir los impuestos. Así ha respondido González tras participar en la entrega de los Premios de Cultura 2011, en los Teatros del Canal, después de que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, haya señalado este martes que no le gusta la medida y que tratará de hablarlo tanto con Madrid como con Cataluña.

Preguntado por si mantendrá la medida pese a que no le guste al Gobierno, González ha contestado con un contundente "evidentemente" mientras que a la cuestión de si se trata de un órdago al Ejecutivo central por no haber recibido los mil millones de euros que reclaman de la financiación autonómica, ha respondido con un escueto "no".

Tras indicar que respetan, "como es lógico", que el Gobierno quiera analizar la medida, González ha indicado que han tenido que tomar la medida de cobrar un euro por receta, al igual que lo han tenido que hacer con "otras muchas", todo ello "en un escenario de ajuste del gasto público". En este punto, ha añadido que también es un "escenario" en el que la Comunidad de Madrid tiene "un fuerte compromiso de no subir los impuestos" y "seguir manteniendo una presión fiscal baja en beneficio de los madrileños y esos datos que tiene la región" y que, a su juicio, "son mejores".

El presidente regional ha explicado que han presentado un presupuesto que tiene "muchas medidas" dirigidas "a cumplir con el objetivo de déficit" y a "encajar" un ajuste de gasto de 2.700 millones de euros, por lo que, en su opinión, hay que comprender "que es un esfuerzo muy importante". "Hemos tomado todas las medidas dirigidas fundamentalmente a garantizar la prestación de los servicios esenciales a los ciudadanos sin que se reduzcan ninguno sino todo lo contrario, que se mantengan, que se mejoren y que se le den con la máxima calidad", ha considerado González. Por eso, el euro por receta es una medida "más" dentro de las muchas que han tomado "para racionalizar el gasto publico sin afectar a la prestación de los servicios".

Al margen de esto, González ha indicado que desde la Comunidad de Madrid respetan, "como es lógico", que el Gobierno central "pueda estudiar las medidas" que adoptan las comunidades autónomas. "Nos parece bien que el Gobierno plantee la conveniencia de analizar si hay algún aspecto de esta medida que les pueda plantear dificultad", ha reconocido.

El jefe del Ejecutivo autonómico, que ha recordado que esta medida la tomó la Generalitat catalana "hace unos meses" y que está provocando un mayor ahorro en el gasto farmacéutico que el que tiene Madrid y España, ha asegurado que en la Comunidad "están abiertos a ese diálogo". "Es más, estamos totalmente dispuestos a que la decisión que se adopte en relación con Cataluña, evidentemente, también pueda ser una solución que se adopte para Madrid y, por supuesto, vamos a hablar con el Gobierno", ha indicado el presidente. No obstante, González ha añadido que el hecho de que haya "distintos enfoques" a la hora de valorar "disposiciones normativas o medidas" es algo "habitual".

MEDIDA COMPATIBLE Y COMPLEMENTARIA CON EL SISTEMA

Por otro lado, González ha asegurado que el euro por receta es una medida "perfectamente compatible y complementaria" con la medida de establecer un copago farmacéutico "por razones de renta", puesta en marcha por el Gobierno central hace unos meses.

González ha recordado que los "primeros" que hablaron de "la necesidad" de que el copago farmacéutico que ya existía fuera por renta y no por edad fueron ellos, y ha destacado que la expresidenta Esperanza Aguirre "dijo que no era razonable que hubiera personas que siendo trabajadores en paro tuvieran que pagar un porcentaje de sus medicinas, y sin embargo, los que tuvieran altísima renta, en concreto habló de Emilio Botín, no pagasen nada".

Por lo tanto, ha insistido en que esa es una medida que impulsaron ya desde Madrid y que comparten, y que el euro por receta "viene a encajarse en las medidas de racionalización del gasto farmacéutico". "No es contraria a esa medida de pagar por renta sino que es complementaria y no recaudatoria, es disuasoria", ha sentenciado.

GÓMEZ LLEVARÁ EL EURO POR RECETA AL CONSTITUCIONAL SI NO LO HACE RAJOY

El secretario general del Partido Socialista de Madrid (PSM), Tomás Gómez, ha avanzado este martes que el PSM llevará el euro por receta al Tribunal Constitucional (TC) el 'euro por receta' que anunció el miércoles pasado el presidente regional, Ignacio González, en el caso de que, finalmente, no lo haga el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. Gómez se expresaba así tras la Junta de Portavoces de la Asamblea de Madrid después de que Rajoy haya dicho que es contrario a la aplicación del euro por receta que pretende imponer el Gobierno de la Comunidad de Madrid a partir del 2013.

"Si Rajoy no lo hace, el PSOE lo va a hacer", ha asegurado Gómez a este respecto. "Los socialistas vamos a hacer todo lo que esté en nuestra mano para paralizar una medida negativa que perjudica a la mayoría, que penaliza la enfermedad y la falta de recursos", ha señalado el socialista, quien ha destacado que es una "medida que significa un cambio de modelo".

GORDO DICE QUE CiU Y PP TIENEN LA BANDERA EN LA BILLETERA

Por su parte, el portavoz de IU, Gregorio Gordo, ha considerado que "CiU y el PP la bandera la tienen normalmente en la billetera", y ha considerado que "sería bastante extraño" que "el Gobierno de la Nación le obligara al Gobierno de la Comunidad" a retirar el euro por receta. De hecho, ha opinado que "sería como un callejón sin salida" y que en el caso de que Rajoy obligara a González a retrotraerse, al presidente de la Comunidad "sólo le quedaría dimitir y convocar elecciones".

En opinión del portavoz de Sanidad de IU, Ruben Bejarano, el euro por receta "no es ir aumentando el repago, sino "un impuesto a la enfermedad absolutamente injusto" que, además, "no va a servir para resolver el problema de la sostenibilidad del sistema saniatrio" porque el impacto "va ser mínimo". Además, ha considerado que "no va a disuadir" en el caso del gasto farmacéutico.

LUIS DE VELASCO PREDICE QUE EN ESTE TEMA HABRÁ MARCHA ATRÁS

Por su parte, el portavoz de UPyD, Luis de Velasco, ha sostenido que este asunto "no está resuelto" y que va a haber "marcha atrás seguro". En este sentido, ha considerado que la cifra que se dio de ahorro de 85 millones de euros no es "excepcionalmente importante".

Mientras, el portavoz del Grupo Parlamentario Popular en la Cámara autonómica, Iñigo Henríquez de Luna, ha destacado que son medidas "no fáciles" pero que son las que de "forma fácil y eficiente" van a permitir cumplir el objetivo de déficit fijado para 2013, marcado en el 0.7 por ciento.

Tras destacar la "lealtad institucional en el más amplio de los sentidos" de la Comunidad de Madrid con el Gobierno de España, ha sostenido que las medidas de colaboración público-privada "no las ha inventado la Comunidad de Madrid". "No estamos inventando nada nuevo. Estamos buscando la máxima eficiencia en la gestión del gasto público", ha destacado y ha dicho que la responsabilidad del Ejecutivo regional es "cuadrar las cuentas" y que a lo mejor si tuvieran los mil millones que reclaman al Estado por el sistema de financiación autonómica no sería necesario adoptar medidas difíciles".

LOS FARMACEUTICOS PREOCUPADOS POR LA GESTIÓN

El presidente del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid, Alberto García, ha manifestado hoy su preocupación por la aplicación de un euro por receta y ha confiado en que no prospere esta medida, a la que también es contrario, según ha recordado, el presidente del Gobierno.

García ha asegurado que los farmacéuticos "nunca hubieran recomendado el euro por receta" y "menos aún" después de implantarse el actual sistema de aportación del ciudadano en función al volumen de renta. "A nadie le gusta pagar", ha reconocido el representante de los farmacéuticos, que ha atribuido esta medida a un efecto "recaudatorio" y "disuasorio", y ha advertido de que esto puede llevar a algunos enfermos crónicos a dejar de medicarse.

García, quien esta tarde se reunirá con la Conserjería de Sanidad, confía en que finalmente no se aplique el euro por receta y ha comentado que la solución es "dar más dinero" y que Madrid tenga una "mejor financiación".

El presidente del Colegio de Farmacéuticos ha recordado que de las 2.830 farmacias que hay en la Comunidad de Madrid, dos están actualmente en concurso de acreedores y 500 se encuentran al "límite de la viabilidad", lo que hace que a finales de año lo vayan a pasar "francamente mal".

García se ha quejado de que hay un "exceso de burocracia" en las farmacias y de que tienen que explicar al ciudadano todos los cambios ocurridos desde el pasado mes de julio "en detrimento de la labor profesional".