Quince trabajadores se reincorporan a instalaciones Coca Cola en Fuenlabrada

Coca Cola

madrid

| 16.10.2015 - 08:35 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

Alrededor de quince trabajadores se han reincorporado hoy a la planta de Coca Cola en la localidad madrileña de Fuenlabrada, en una segunda fase de la readmisión ordenada por la Justicia de los trabajadores afectados por un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) ejecutado por la empresa. Estos trabajadores, "mandos intermedios y técnicos", según la secretaria de Acción Sindical de CCOO, Pilar García, se suman a los 85 readmitidos el 7 de septiembre pasado, y que siguen "sin trabajo efectivo".

Del resto de trabajadores readmitidos, unos 130 se irán reincorporando de forma progresiva hasta el próximo día 22, puesto que hay gente a la que, según CCOO, aún no le ha llegado la carta de reincorporación. García ha explicado que los trabajadores readmitidos acuden a la planta pero "están la mayor parte del tiempo mano sobre mano", sin desempeñar ninguna labor durante la jornada laboral.

Coca-Cola Iberian Partners, que ha rebautizado la planta de Fuenlabrada como Centro de Operaciones Industriales y Logísticas (COIL), informó en septiembre pasado de que de los 840 afectados por el ERE solo se reincorporarían unos 300, tras llegar a acuerdos de salida de la empresa con los demás trabajadores.

La firma embotelladora, resultante de la integración de las siete embotelladoras de la multinacional en España, ejecutó en abril de 2014 este ERE, pero dos meses más tarde la Audiencia Nacional declaró nulos los despidos de los trabajadores no adheridos a las medidas de bajas voluntarias, vinculadas al cierre de las fábricas de Fuenlabrada (Madrid), Mallorca, Alicante y Asturias.

En abril pasado, el Tribunal Supremo desestimó el recurso de la embotelladora contra la sentencia de la Audiencia Nacional, por considerar que vulneró el derecho a la huelga, y confirmó la nulidad del despido colectivo. En julio, la Audiencia ordenó a la empresa que en un plazo de tres días repusiera a los empleados en sus puestos de trabajo.