Quince años a "el Confli" por matar a un chico en una pelea en Sevilla La Nueva

madrid

| 30.07.2013 - 21:25 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La Audiencia Provincial de Madrid ha condenado a penas de hasta quince años de prisión a cuatro jóvenes por la muerte de un chico de 25 años durante una reyerta en la localidad madrileña de Sevilla La Nueva en 2011.

En la sentencia, la Sección Segunda de la Audiencia madrileña condena a la pena de 15 años de cárcel para cada uno a Alberto A.B. y a David G.J.; de 12 años de prisión a Salim E.G. y de 11 años de cárcel a Homero Ángel G.G. por un delito de homicidio y otro de lesiones.

En el fallo, se prohíbe a los cuatro procesados por un tiempo que oscila entre veintiuno y veinticinco años el derecho a residir en Sevilla La Nueva y aproximarse o comunicarse por cualquier medio con los padres, un hermano y un amigo de la víctima.

Los cuatro acusados deberán indemnizar a los progenitores del joven fallecido con la cantidad de 233.445 euros por los perjuicios causados por la muerte de su hijo, mientras que David G.J. deberá indemnizar a Yeray T.R. con 1.764 euros.

La sentencia considera probado que en torno a las cuatro de la madrugada del 16 de septiembre de 2011, Alberto A.B., conocido como "el Confli", en compañía de David G.J., inició una discusión con la víctima, Héctor V.A., que se encontraba con un grupo de amigos en las fiestas del municipio madrileño.

Sobre 07.15 horas, Alberto A.B. acudió a la plaza de la localidad acompañado de los otros tres acusados, provisto con una navaja y se abalanzó sobre Héctor V.A., asestándole varias puñaladas y causándole la muerte.

Mientras tanto, los otros tres acusados pertrechados con un cinturón y un objeto punzante impedían aproximarse a cuantos acudían para tratar de auxiliar a la víctima.

En la refriega David G.J. también hirió con un objeto punzante al joven Yeray T.R. que intentó mediar en la pelea.

No ha quedado acreditado que Alberto A.B. ni Homero Ángel G.G. actuaran el día de los hechos con sus facultades volitivas e intelectivas mermadas por la previa ingesta de cocaína, sustancia a la que no consta que fueran adictos en aquella fecha.

Por estos hechos, Alberto A.B. se encuentra en prisión preventiva desde el 18 de septiembre de 2011 y los otros tres procesados desde el 5 de julio de 2013.