PSOE, IU y UPyD recalcan que pedir perdón por los corruptos no es suficiente

Botella cree que pedir disculpas es importante pero habrá que trabajar mucho

UPyD vende chapas a 5 euros para sufragar sus querellas contra la corrupción

Jaime Lissavetzky

madrid

| 29.10.2014 - 13:07 h
REDACCIÓN

Los portavoces de la oposición en el Ayuntamiento de Madrid -PSOE, IU y UPyD- han reclamado a los dirigentes del PP que en los últimos días han pedido perdón a raíz de los casos de corrupción que tomen medidas y no se limiten a pedir excusas que, según algunos de los portavoces, llegan tarde.

Los responsables de los grupos parlamentario han reaccionado así a las peticiones de perdón expresadas en los últimos días por la presidenta del PP de Madrid, Esperanza Aguirre, y el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, sobre el nombramiento de cargos que finalmente se han visto implicados en posibles casos de corrupción, entre ellos la operación Púnica.

El portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Madrid, Jaime Lissavetzky, ha indicado que cada partido "debe asumir su culpa" en este último caso, ha pedido "tolerancia cero" con la corrupción y ha considerado que, en el caso de Aguirre, las disculpas "a posteriori tienen el valor que tienen".

Ha reconocido que se le ponen "los pelos de punta" en relación al caso Púnica y ha pedido, al margen del número de implicados en cada partido, seguir trabajando en la prevención y control de la corrupción y el "máximo rigor" en la aplicación de la Justicia.

El portavoz socialista ha asegurado que no debe decaer en absoluto el ánimo de los socialistas -el secretario general del PSM, Tomás Gómez, se declaró ayer desolado por la imputación de su sucesor al frente de la alcaldía de Parla, José María Fraile-, aunque ha considerado que "todos aquellos que tengan responsabilidad tendrán que pedir perdón".

No obstante, ha indicado que las responsabilidades de Tomás Gómez y Esperanza Aguirre son "distintas", puesto que "no es lo mismo tener el al secretario general de tu partido durante mucho tiempo" en una trama" que el caso "concreto" de Fraile, que ya ha sido suspendido de militancia.

Ángel Pérez (IU) ha asegurado que "no se trata de pedir perdón, sino de saber por qué en cuarenta años los políticos españoles no han sido capaces de legislar para que en las administraciones haya un "control real" de la contratación y "no se pueda robar".

"La corrupción no es posible cuando hay normas que lo impiden", ha zanjado. Ha defendido que, en los casos de corrupción, la eficacia siempre es de la Justicia, que debe deducir responsabilidades, para después pasar a las responsabilidades políticas.

No obstante, ha considerado que el número de detenidos en la operación Púnica es suficiente pasar saber que en este caso "hay fundamento".

Según ha opinado, en España está ocurriendo cosas que son fruto de la "relajación" en la etapa de la transición a la democracia, durante la cual hubo reformas de calado en el Estado pero no se alcanzó un sistema democrático "más fuerte, cohesionado y con mayores capacidades de control". "La corrupción no es posible cuando hay normas que lo impiden", ha zanjado Pérez, que ha sostenido que el control "real" de la contratación pública es una "necesidad".

Según el portavoz de UPyD, David Ortega, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, no debe pedir perdón, sino tomar medidas como responsable político y poner "luz y taquígrafos", ya que a su juicio pedir perdón es algo que se hace con los amigos y "no vale para nada si no está respaldado por hechos".

Ortega ha recordado las iniciativas tomadas ayer por su grupo para conocer los pormenores de los concursos en los que una de las empresas investigadas en la operación Púnica -Cofely- consiguió ocho contratos por valor de medio millón de euros en el Ayuntamiento de Madrid entre 2009 y 2012 en diferentes áreas de Gobierno.

Según el portavoz de UPyD, los españoles no están "condenados" entre la "inaceptable" corrupción que ha achacado a PP y PSOE y los políticos que formulan planteamientos radicales."El problema no son las instituciones, sino quiénes están en las instituciones", ha recalcado Ortega, para quien todo "puede cambiar radicalmente" si antes se da entrada a nuevas personas al frente de la administración.

BOTELLA CREE QUE PEDIR DISCULPAS ES IMPORTANTE PERO HABRÁ QUE TRABAJAR MUCHO

La alcaldesa de Madrid, Ana Botella, ha dicho hoy que pedir disculpas por la corrupción, como hizo ayer el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, "sin duda es importante", pero cree que los políticos tendrán que "trabajar mucho para recuperar la confianza de los ciudadanos".

"Va a ser un proceso largo", ha añadido la alcaldesa en su respuesta a una pregunta sobre este asunto en la rueda de prensa posterior a la reunión semanal de su gobierno, en la que ha reconocido que "sin duda" le ha "sorprendido" la detención del exconsejero regional y ex secretario general del PP de Madrid, Francisco Granados.

Ana Botella ha calificado como "muy triste lo que ha ocurrido" y ha opinado que "a la corrupción sin duda hay que atajarla con la máxima contundencia". "Vamos a tener que trabajar mucho para recuperar la confianza de los ciudadanos", ha insistido la alcaldesa, que ha subrayado que el Ayuntamiento de Madrid "no está dentro" de la Operación Púnica.