Pruebas piloto para mejorar la conectividad en el transporte

madrid

| 09.06.2011 - 11:03 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La Comunidad de Madrid, a través del Consorcio Regional de Transportes, ha sido elegida junto a otras tres grandes regiones europeas, París, Milán y Berlín, para participar en el proyecto SECUR-ED que busca mejorar la seguridad en el transporte público a través de la aplicación de nuevas tecnologías, que cuenta con un presupuesto de 42 millones de euros y que servirá para, entre otras cosas, hacer pruebas piloto de tecnologías que mejoren la conexión entre modos de transporte.

El viceconsejero de Transportes en funciones, Luis Armada, ha explicado este proyecto en la Jornada 25 Aniversario del Consorcio Regional de Transportes organizada por 'Madridiario' y ha indicado que habrá una primera fase teórica en la que se analizarán las diferentes posibilidades y después se seleccionarán las iniciativas más adecuadas para poner en práctica.

Dentro de esta fase, que es la que ahora comienza y que consiste en la comprobación en entornos reales de las innovaciones analizadas a nivel teórico, la especialidad encomendada a Madrid es el desarrollo de aplicaciones dirigidas a mejorar la conexión entre los diferentes modos de transporte, como autobuses, Metro y Cercanías, mediante la integración tecnológica.

Según ha explicado Armada, el objetivo es automatizar los procesos de información entre los diferentes agentes involucrados e integrar los sistemas de ayuda a la decisión y supervisión de la seguridad de las distintas redes de transporte público. Una vez comprobados esos sistemas, la intención es extenderlos a otras ciudades satélite para comprobar su aplicación en entornos de diferentes características y tamaños.

En los primeros meses del proyecto, que acaba de ser aprobado, y cuyas conclusiones deben ser presentadas en 2014, cada región debe seleccionar las pruebas piloto que va a desarrollar, entre las que el Consorcio estudia, por ejemplo, la instalación de circuitos cerrados de televisión en diferentes vehículos y la coordinación de la información recibida o la simulación de las necesidades específicas de la red en situaciones críticas como la celebración de grandes eventos.

El objetivo, según ha puesto de manifiesto Armada durante estas jornadas que ha acogido el auditorio del Caixaforum madrileño, pasa por, una vez definidas las pruebas, comenzar a instalar los dispositivos este mismo año.