Propietarios de Joy Eslava dudan ahora que 2 empleados robaran 500.000 euros

Denunciaron en 2006 a dos de sus empleados

(archivo)

madrid

| 24.01.2012 - 12:35 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Los propietarios de la madrileña discoteca Joy Eslava, que denunciaron en 2006 a dos de sus empleados por haberse apropiado presuntamente durante cinco años de cerca de 500.000 euros a través del dinero de las consumiciones que se servían en la sala, han puesto hoy en duda esos hechos.

Así lo ha manifestado en la Audiencia Provincial Sergio Trapote, representante de Canelas Cincuenta S.L. -empresa que gestiona Joy Eslava-, quien ha señalado que en la actualidad no está "seguro" de que César Javier M.A. y Francisco S.F., que se enfrentan a 4 años de prisión por apropiación indebida, sean culpables de los hechos.

"Hoy no tengo la misma percepción de los hechos y no podría asegurar que estas dos personas sean las responsables de esta situación", ha comentado el testigo, hijo del conocido empresario de locales nocturnos Pedro Trapote.

Además, ha contado que tuvo conocimiento del presunto robo -375.000 euros y no 496.000 como dice el escrito del fiscal- por unas encuestas que hizo entre los camareros de la discoteca después de que los propios acusados -maitres de la sala- pusieran en conocimiento que el 25 de febrero de 2006 se habían enterado que un camarero había introducido el dinero de tres consumiciones en el bote de las propinas.

Sergio Trapote ha dicho que varios camareros escribieron en las encuestas que era habitual introducir la recaudación de algunas consumiciones en dicho bote, por lo que se procedió a despedir a esos trabajadores.

Trapote ha reconocido que ese despedido ha sido considerado improcedente por los tribunales y que en las discotecas se ingresan cada año cantidades muy diferentes de dinero, por lo que no es extraño que, según datos aportados por la compañía, en 2001 se recaudaran 4.586.000 euros y dos años después, en 2003, 2.919.592 euros.

En los pasillos del tribunal madrileño Sergio Trapote ha comentado que la discoteca da por perdido dinero sustraído y que los procesados han devuelto ya cerca de 200.000 euros.

El que fuera en esas fechas director de sala, Luis B., ha destacado que "nunca" escuchó decir que los maitres daban instrucciones a los camareros para que introdujeran dinero de las consumiciones en el bote de las propinas; "no lo hubiera consentido", ha enfatizado.

Otro de los camareros que ha declarado esta mañana ha puesto en duda los hechos porque "hay cámaras en Joy Eslava enfocadas a las máquinas registradoras".

La vista continúa mañana en la sección 2 de la Audiencia madrileña.