Prolongan una semana el encierro de El Batán para exigir que reabra el centro

madrid

| 04.03.2012 - 19:03 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Las veinte personas que permanecen encerradas desde el pasado 29 de febrero en la Comunidad Terapéutica El Batán han acordado mantener la protesta hasta el próximo fin de semana, para tratar de que la agencia Antidroga reabra este dispositivo que, según dicen, llevaba meses infrautilizado.

Así lo ha indicado hoy a Efe Paula Lamana, una de las trabajadoras sociales de El Batán que junto a otra veintena de personas, permanecen encerrados desde el pasado 29 de febrero en este lugar, situado en el término municipal de Chinchón.

El inicio del encierro coincidió con el cierre de la Comunidad Terapéutica de El Batan por parte de la Agencia Antidroga, cuya directora gerente, Almudena Pérez, anunció que sería sustituido desde mañana lunes por el nuevo Centro Residencial de Tratamiento para Drogodependientes, que cuenta con cuarenta plazas en régimen residencial y veinte en centro de día.

Sin embargo, los trabajadores de El Batán aseguran que el nuevo centro es en realidad "un hospital psiquiátrico que no tiene nada que ver" con el que se ha cerrado "desde el punto de vista cuantitativo ni cualitativo", de declarado Paula Lamana.

Ha explicado que en el nuevo centro el tiempo de tratamiento oscila entre 15 días y tres semanas, tanto para adultos como para menores, mientras que en El Batán era de 4 meses, en el primer caso, y de 9 meses, en el segundo.

Además, ha asegurado que la responsable de la Agencia Antidroga admitió que el nuevo centro tiene exclusivamente carácter médico y hospitalario y que incluye la fase de desintoxicación, en tanto que el que se ha cerrado ofrecía asistencia sanitaria pero también educativa y los usuarios llegaban tras pasar el primer periodo de tratamiento, ha afirmado Lamana.

Los encerrados denuncian además que las 56 plazas residenciales de que disponía El Batán han estado "infrautilizadas" los últimos cuatro meses y que en la última semana de funcionamiento solo había 4 personas, a pesar de que aseguran que muchos de los que han sido tratados en este lugar han conseguido rehacer sus vidas.

Por todo ello, han acordado continuar una semana más con el encierro y han convocado para el próximo sábado, 10 de marzo, una asamblea en la que debatirán las "propuestas de futuro" que piensan elaborar durante estos siete días para dar continuidad a la labor que se realizaba en El Batán.