Prisión para el joven que golpeó en la cabeza y causó la muerte a un indigente

Un joven de 26 años y origen brasileño golpeo con una piedra en la cabeza a un indigentes de 48 años

El indigente fue agredido en la noche del sábado en un parque de Madrid y murió en el hospital Clínico San Carlos

Detenido tras agredir a un indigente en un parque y prender fuego a un piso

madrid

| 04.07.2016 - 18:37 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Un juez ha decretado el ingreso en prisión para el joven de 26 años y origen brasileño, R.D.S.L., que golpeó con una piedra en la cabeza a un indigente de 48 años, natural de ese país pero nacionalizado español, causándole la muerte. Así lo han indicado a Efe fuentes de la investigación, que han señalado que el juez le atribuye un delito de homicidio.

El indigente fue agredido en la noche del sábado en un parque de Madrid y murió en el hospital Clínico San Carlos poco después de ingresar en el centro sanitario.

Al parecer, la víctima estaba en el banco en el que suele pernoctar en un parque ubicado entre las calles Gasómetro y Ronda de Toledo de la capital, y fue atacado por un joven que le golpeó la cabeza con una piedra, según reconoció el presunto agresor a la Policía.

Los sanitarios encontraron a la víctima en parada cardiorrespiratoria, de la que consiguieron sacarle tras quince minutos de maniobras de reanimación, trasladándole muy grave al hospital Clínico.

Dos horas después la Policía recibió un aviso que alertaba de un incendio en un piso de la cercana calle Bernardino Obregón, cuyos inquilinos tuvieron que salir corriendo de la vivienda y fueron atendidos por el Samur por intoxicación por humo, al igual que otros cuatro vecinos del edificio.

Cuando la Policía acudió al lugar se encontró en un patio interior cercano a la vivienda al joven después detenido, quien, visiblemente alterado, aseguró a la Policía que había asesinado a tres personas esa noche, una en un parque y otras dos en el piso que había ardido, aunque luego se comprobó que esto último no era cierto.

Y les aseguró que había matado en un parque al indigente tras discutir con él porque no dejaba a su perro en paz.

Los agentes comprobaron que este joven, de origen brasileño según las primeras pesquisas, era el autor de la agresión y que había prendido fuego en el piso donde él mismo residía.