Primera residencia para mayores dependientes en El Berrueco

Para tratar a personas dependientes con alteraciones de conducta o con enfermedad de Alzheimer

madrid

| 27.02.2015 - 14:45 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La Comunidad crea la primera residencia pública destinada a tratar personas dependientes con alteraciones de conducta o con enfermedad de Alzheimer, en el municipio de El Berrueco.

Esta nueva residencia, de gestión indirecta, dispondrá de un equipo de 60 profesionales entre médicos, psicólogos, asistentes sociales y un psiquiatra, y contará con 110 plazas repartidas en 90 habitaciones individuales y 10 habitaciones dobles.

El presidente de la Comunidad, Ignacio González, ha inaugurado la residencia El Berrueco para estas personas mayores dependientes con una inversión de más de 14 millones de euros.

En concreto, el Instituto de la Vivienda de Madrid (IVIMA) ha aportado 11,1 millones y el resto lo ha financiado Asuntos Sociales para garantizar las plazas y la adecuación técnica de la residencia. El Gobierno regional inaugura la segunda residencia pública en esta Legislatura tras la apertura de la residencia Adolfo Suárez en 2014, con 280 plazas residenciales y 60 en Centro de Día.

Las personas mayores dependientes que residan en El Berrueco recibirán una atención integral especializada que contará con un psiquiatra en jornada completa y un equipo de profesionales -entre médicos, psicólogos, enfermeros, gerocultores, fisioterapeutas, terapeutas ocupacionales y trabajadores sociales-, que prestan una atención preventiva, rehabilitadora y de cuidados personales a los mayores, algo fundamental para el diagnóstico, la evaluación y el tratamiento de los residentes, así como para la orientación de sus familias.

La Comunidad hace una apuesta decidida por la mejora de la calidad de vida de las personas mayores dependientes que viven en la región. Prueba de ello es que 9 de cada 10 euros de los Presupuestos regionales se destinan para el gasto social. El Gobierno regional no sólo no ha hecho ni un solo recorte en materia social, sino que su presidente, Ignacio González, ha incrementado año a año el presupuesto en este área.

Un ejemplo claro de cómo funcionan las políticas sociales aplicadas en la región es que la esperanza de vida de los madrileños es la más alta de España, con 84,2 años. También se debe a la calidad de los servicios de los que dispone la Región. La Comunidad cuenta con una de las redes de servicios sociales más amplia de España.

Para las personas en situación de dependencia -por razones derivadas de la edad, la enfermedad o la discapacidad-, el Gobierno regional cuenta con una atención completa y especializada a través de unas 62.000 plazas en centros de día, residencias, tratamientos y servicios para la prevención de la dependencia, Telasistencia, Ayuda a Domicilio y prestaciones económicas para cuidados en el entorno familiar, prestaciones para asistencia personal (es una cuantía económica mensual que se asigna al beneficiario para contribuir a la contratación de una asistencia personalizada profesional) y cheque servicio o prestación vinculada al servicio.

El presupuesto de la Consejería de Asuntos Sociales ha aumentado en unos 93 millones de euros en 2015 para las personas en situación de dependencia, hasta alcanzar los 1.083 millones. Este año se destinaron 990 millones. Además, el pago de las prestaciones por dependencia se incrementó un 45%, y se complementan con los servicios de Ayuda a Domicilio y Teleasistencia, para conseguir un alto grado de cobertura y calidad. Hemos pasado de destinar a esta partida 84,5 millones en 2014 a invertir 122,5 millones en 2015, lo que supone 38 millones más.