La inhalación de monóxido de carbono posible causa de las muerte los tres jóvenes

Los bomberos comprobaron que la acumularción de gas era 18 veces superior a lo normal

Los vecinos creen que los jóvenes no vivían en el piso

madrid

| 27.04.2015 - 12:03 h
REDACCIÓN

Enlaces Relacionados:

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

Los cuerpos de los tres jóvenes de entre 20 y 30 años que fallecieron en Móstoles, según las primeras investigaciones por inhalación de monóxido de carbono, serán sometidos este lunes a autopsias para confirmar la causa de los fallecimientos.

La Policía Nacional, que se encarga de la investigación, cree que se trata de una inhalación accidental de monóxido de carbono, aunque serán las autopsias las que confirmen este extremo, según han precisado fuentes policiales. Los fallecidos son dos hombres y una mujer que fueron encontrados sobre las siete de la tarde de ayer en el salón de un piso del número 14 de la calle de Oviedo, donde al parecer residían como okupas.

Un allegado de los jóvenes dio aviso al entrar al domicilio y ver que estaban inconscientes y podían haber fallecido, uno de ellos en un sofá, otro en un sillón y la mujer tendida en el suelo, ha informado Emergencias Comunidad de Madrid 112.

Cuando los facultativos del Summa llegaron sólo pudieron confirmar la muerte de los tres, que podrían haber fallecido hacía horas y que tenían síntomas de haber sufrido una intoxicación por monóxido de carbono, como por ejemplo haber vomitado.

La chica tenía un golpe en la cabeza, provocado probablemente al caerse al suelo mareada por la intoxicación, aunque este extremo lo aclarará la autopsia que se practicará hoy.Los bomberos de Móstoles detectaron en el domicilio una concentración de monóxido de carbono de 28 partes por millón, muy elevada teniendo en cuenta que a partir de 10 partes por millón la acumulación puede ser tóxica dependiendo del tiempo de exposición.

LOS VECINOS DICEN QUE LOS JÓVENES NO VIVÍAN EN EL PISO

Los vecinos de la vivienda de Móstoles donde fallecieron los tres jóvenes han explicado que ninguno de los tres residía en el piso, aunque eran amigos de quienes ocuparon el inmueble y los visitaban habitualmente, como ocurrió la noche del sábado al domingo.

Según la versión del vecindario, el inmueble pertenece a un banco y llevaba deshabitado tres o cuatro años hasta que a finales de 2014 fue ocupado por un amigo de los fallecidos, quien no pasó la noche del suceso en el piso.

También aseguran los vecinos que la comunidad les llegó a proporcionar a los 'ocupas' una llave para acceder al portal y que tras descubrir que "se habían enganchado a la luz de otro vecino ilegalmente" llegaron a "algún tipo de acuerdo con la compañía eléctrica" que les permitía tener luz.

Algunas personas han dicho que hasta ahora no había habido ningún tipo de percance con los residentes del piso ocupado, pero que "el jueves de la semana pasada" tuvo que acudir al piso la policía por "una pelea" y se llevó a "tres jóvenes esposados", aunque no pueden asegurar si se trataba de alguno de los fallecidos.

Durante la mañana de hoy, aparte de la vigilancia policial, han acudido a la vivienda varios técnicos de Gas Madrid para inspeccionar la caldera de gas, cuya manipulación o mala combustión podría ser el origen de la alta concentración de monóxido de carbono que detectaron los bomberos en la habitación donde fallecieron.