Plan de choque de la Cañada Real: Suministro eléctrico, agua y asfaltado

madrid

| 15.04.2016 - Actualizado: 14:51 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El plan de choque de la Cañada Real Galiana presentado por los vecinos a la Comunidad de Madrid se centrará "a corto plazo" en acciones como el asfaltado, el suministro eléctrico o el abastecimiento de agua. Así lo ha anunciado este viernes el consejero de Presidencia, Justicia y portavoz del Gobierno regional, Angel Garrido, quien se ha reunido por primera vez 'in situ' con los representantes de las asociaciones de vecinos de los seis sectores de la Cañada Real Galiana.

La Comunidad de Madrid continúa con su plan de choque para transformar la Cañada Real Galiana, planteando una solución "integral" que promueva su "definitiva transformación y normalización" y llevando a la zona el suministro eléctrico y agua, entre otros servicios.

Según ha señalado Garrido tras el encuentro, se espera que antes de verano las compañías de electricidad y gas hayan comenzado los trabajos para retranquear las tuberías, mientras que el Canal de Isabel II comenzará a trabajar para favorecer el acceso al agua corriente.

El consejero ha subrayado que la Comunidad tiene un compromiso con los vecinos, a través de una ley de 2011, en la que se considera que las personas que tienen derecho a trabajar en este marco de la Cañada Real Galiana son aquellas que ya estaban censadas en 2011, aunque se tratará de dar "soluciones y respuestas" a todos.

Asimismo, ha apuntado que los trabajos serán diferentes en cada zona, porque la Cañada varía en sus diferentes puntos; y ha concretado que el área de Coslada se encuentra más urbanizada, mientras que el sector seis es "mucho más complicado" y necesita trabajos especiales en materias sociales.

En la reunión ha participado el comisariado regional para la Cañada Real, José Martínez Páramo, que coordina las actuaciones de la Cañada Real Galiana, centradas en la rehabilitación y regularización del suministro eléctrico, el abastecimiento de agua, el asfaltado, la construcción de viales y la limpieza de escombros.

En la siguiente fase está previsto que se desarrollen de forma "prioritaria" algunos servicios como el de Correos o el transporte municipal, para lo que se está trabajando en la mejora de accesos y estudiando el tipo de urbanización que se quiere instalar.

Con todo ello, el comisariado regional ha apuntado que el Pacto Regional por la Cañada debe remitirse a la Asamblea de Madrid para su debate antes del mes de junio.

En esta línea, ha dicho que confía en avanzar "bastante" en esta legislatura, pero ha reconocido que es "casi imposible" que los trabajos concluyan en ese periodo.

Garrido ha subrayado que el Gobierno regional apuesta "de forma clara" por impulsar medidas "necesarias" para la transformación urbanística de la Cañada y la "plena integración social" de sus vecinos, a través de medidas adoptadas en consenso con los ciudadanos afectados.

Para ello, trabajarán conjuntamente las mesas de trabajo abiertas: la de materia social, liderada por la consejería de Políticas Sociales y Familia; temas urbanísticos, que impulsa la consejería de Medio Ambiente, Administración Local y Ordenación del Territorio; y la de seguridad, que encabeza Delegación del Gobierno.

El tramo de la Cañada Real sobre el que se va a trabajar tiene unos 14,4 kilómetros de longitud y una extensión de 107 hectáreas que discurre en su mayor parte por el municipio de Madrid, y acoge, según el último censo, a unas 8.000 personas en cerca de 2.700 viviendas.