Los saharauis de Barajas piden "ayuda urgente" y temen ser deportados en 48 horas

54 saharauis peticionarios de asilo, en huelga de hambre, se encuentran en la sala de inadmitidos del aeropuerto desde la semana pasada

Piden al Defensor del Pueblo que investigue la situación de los saharauis en Barajas

La Red Española de Inmigración y Ayuda al Refugiado denuncia que las autoridades impiden a las ONGs "realizar una atención directa a dicho grupo"

madrid

| 30.08.2017 - 12:08 h

Redacción-Agencias

Los saharauis que llevan desde comienzos de semana en huelga de hambre en la sala de inadmitidos y asilo del Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas han trasladado una petición de "rescate urgente" porque entienden que podrían ser deportados en un plazo máximo de 48 horas.

La activista Granada Bañuelos ha informado que tras una conversación telefónica con el grupo que lleva interno en estas dependencias desde hace varios días, muchos de los internos han trasladado su cansancio "no solo emocional, sino físico, por la huelga de hambre". "Solo hoy han habido hasta cinco hipoglucemias", ha señalado.

De los 45 peticionarios de asilo que permanecían en estas dependencias del aeropuerto, quedan 44, ya que uno ellos sí ha visto admitida a trámite su solicitud. De los 44 restantes, ya han hecho el segundo examen 37 jóvenes, y al menos ocho ya han recibido una respuesta negativa por parte de las autoridades españolas.

Los saharauis prevén que en las próximas horas se les comunique el resultado de sus segundos exámenes con las autoridades del Gobierno. Una vez realizadas estas entrevistas, la administración responde favorable o negativamente. En caso negativo, los saharauis pueden permanecer en el país solo 48 horas.

"Están desesperados. Piden trasladar una consigna de rescate urgente porque creen que en 48 horas estarán todos fuera de España", ha señalado Bañuelos. Mañana, según su relato, a las 10 horas ya hay programada la deportación de uno de los peticionarios.

DOS QUEJAS AL DEFENSOR DEL PUEBLO

Además de la queja interpuesta por la Red Española de Inmigración y Ayuda al Refugiado, este martes otra particular también activista saharaui, Cristina Martínez, había presentado otro escrito a la Oficina del Defensor del Pueblo.

En su carta, Martínez describe que "los saharauis peticionarios de asilo llegados a Barajas en grupos de 22 ó 23 personas dicen estar en muy malas condiciones", aunque la particular asume no tener "manera de comprobar" si lo consignado en el documento "es cierto". "Solo traslado lo que me han contado".

En este sentido, Martínez relata en su escrito que los saharauis se encuentran hacinados en cuatro habitaciones "sin ventanas, con un calor tremendo porque no enchufan el aire acondicionado, y se respira mal". "Les dan cerdo, sin tener en cuenta sus creencias", ha criticado.

Los saharauis también han señalado a través del escrito de Martínez que muchas de las traducciones en los exámenes con las autoridades españolas "no coinciden con lo que ellos han planteado". Uno de los internos ha asegurado a Europa Press que la principal razón que dan las autoridades para negar el asilo es que las historias son "poco convincentes".

Este miércoles Izquierda Unida Federal también ha exigido al Gobierno que "garantice una solución que respete los derechos" de los saharauis que se encuentran en huelga de hambre en el aeropuerto de Madrid Barajas, según un comunicado remitido por la organización política.