Piden 15 años cárcel para un acusado de matar a un transexual y enterrarlo en cal viva

El juicio arrancará el próximo viernes

(Archivo)

madrid

| 04.07.2013 - 08:54 h
REDACCIÓN
Más sobre: juicioSuscrbeteSuscríbete

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La Fiscalía de Madrid solicita 15 años y cinco meses de prisión para un acusado de matar a martillazos y a cuchilladas a un transexual, cuyo cadáver enterró en cal viva en el jardín de su domicilio en el barrio de Tetuan.

El juicio arrancará el próximo viernes con la selección del Jurado Popular que enjuiciará los hechos. Raúl V. C. se sentará en el banquillo de los acusados por un delito de asesinato.

El agresor confesó a la Policía el asesinato veinte días después de su comisión y alegó legítima defensa. Según fuentes policiales, la víctima y agresor mantenían contactos sexuales esporádicos, pero no tenían una relación estable de pareja.

Según el fiscal, entre las 18 y las 23 horas del día 14 de octubre de 2011, el procesado se encontraba en su domicilio sito en el Paseo de la Dirección de Madrid junto con Astrid Carolina L. C., natural de Ecuador, cuando comenzó una fuerte discusión entre ambos.

Cuando la mujer le dio la espalda, el procesado agarró una maza y le propinó varios golpes con ella en la parte posterior de la cabeza. Astrid quedó aturdida y perdió el equilibrio hasta que cayó el suelo, circunstancia que aprovechó el agresor para que, con la clara intención de matar a la mujer y si que esta pudiera defenderse, cogiera y cuchillo y se lo clavara en diversas partes del cuerpo.

Raúl asestó aproximadamente doce puñaladas a su víctima que falleció prácticamente de forma inmediata. Posteriormente, el procesado cavó un agujero de 70 centímetros de profundidad en el jardín de su domicilio, le quitó la ropa a la fallecida y la arrastró hasta la fosa donde la introdujo para, después, cubrirla con cal.

El procesado se presentó a las 14:45 horas del 2 de noviembre de 2011 en la Comisaría del Distrito de Fuencarral cuando se ignoraba el paradero de la víctima y no recaían sospechas de que él mismo hubiese cometido delito alguno y confesó haberla matado aportando toda la información a los agentes policiales de servicio.