Beteta: los pasos de fauna de la M-501 han reducido la siniestralidad

madrid

| 14.09.2011 - Actualizado: 14:43 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Las obras de duplicación de la M-501 llevadas a cabo por la Comunidad de Madrid han conseguido evitar atropellos de animales y reducir los accidentes de tráfico durante los tres años que lleva en uso.

Así lo ha indicado hoy el consejero de Transportes e Infraestructuras, Antonio Beteta, durante la presentación de un vídeo que demuestra la utilización de los pasos de fauna por distintas especies animales. Actualmente, la M-501 "es más segura para los conductores y más respetuosa con el medio ambiente", ha señalado Beteta, quien ha recordado que se trataba de una de las carreteras que, hasta su duplicación en 2008, registraba un mayor número de accidentes mortales, entre tres y cuatro fallecidos por año.

Los pasos de fauna contruidos en la carretera de los pantanos funcionan. Un video distribuido por la Consejería de Infraestructuras y Transportes de la Comunidad demuestra que los animales utilizan las sendas creadas para evitar atropellos tal y como hace el lince en las carreteras andaluzas. La construcción de estos pasos para animales fue una de las compensaciones medioambientales realizadas por la Comunidad de Madrid al desdoblar la famosa y peligrosa carretera de los pantanos, la M501. Ahora, no sólo es más segura para los conductores, sino también para los animales.

Bajo la carretera M-501, un jabalí recorre el Arroyo Palomero sin ningún peligro ni para él, ni para los conductores.

La cámara nocturna nos descubre también el comportamiento de otros animales durante la noche. La Consejería de Transportes ha mostrado este video.

Así se desarrolla el día a día de la fauna madrileña en las cercanías de la carretera de los pantanos. Pueden cruzar la autovía por dos pasos elevados y 43 inferiores.

Antonio Beteta, consejero de Trasnportes e Infraestructuras, destaca que la lógica era instalarlos donde los animales quieren cruzar porque no obedecen las señales de tráfico.

Los pasos inferiores serían como nuestros pasos de cebra y los elevados como una pasarela.

Se han colocado en los lugares donde se preveía el cruce de muchos animales y un alto grado de accidentalidad de la fauna.

En la construcción de estos pasos se ha gastado el 25 por ciento de la inversión destinada al desdoblamiento de la M-501, la mayor inversión medioambiental en una carretera española.

En cuanto a las aves, la consejería trabaja en la modificación de tendidos y el soterramiento de 11 kilómetros de líneas electricas.