Parla y Fuenlabrada refuerzan la seguridad de sus fiestas con bolardos y maceteros

Se duplican los agentes municipales y los voluntarios de PC para velar por la seguridad y la asistencia en las fiestas

madrid

| 08.09.2017 - Actualizado: 15:11 h

REDACCIÓN/AGENCIAS

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Comienzan las fiestas patronales de Parla y de Fuenlabrada, y para evitar contratiempos, se ha puesto en marcha un dispositivo de seguridad con refuerzo de Policia Local, Nacional y Protección Civil, y también se han dispuesto bolardos y maceteros para dificultar el acceso de vehículos a zonas con gran afluencia de peatones. Además de estas localidades, hasta una treinta de municipios madrileños están este fin de semana de fiestas, como Alcorcón o El Pardo. Los policías locales redoblarán esfuerzos para incrementar la seguridad en estas fechas siguiendo los criterios del Ministerio de Interior establecidos tras el atentado de Barcelona.

En Parla, la Concejalía de Seguridad Ciudadana ha preparado un dispositivo especial de seguridad en el que intervendrán más de 120 agentes de Policía Local, otros 120 voluntarios de Protección Civil (PC) y un refuerzo con agentes de la Policía Nacional.

En un comunicado, el Consistorio también ha detallado que el plan de seguridad contará con un circuito cerrado de televisión con cinco cámaras de vigilancia, un Plan de Prevención y Protección Antiterrorista, y ha anunciado que habrá controles preventivos de alcoholemia, drogas y documentación.

Los controles de alcoholemia y drogas también se aplicarán en las inmediaciones de los encierros de toros, para detectar a las personas que no estén en situación de afrontarlos con garantías y evitando su participación. Al igual que el pasado año, la Policía Local dispondrá de un puesto permanente con una pareja de agentes en el recinto ferial en la avenida de las Galaxias para que los ciudadanos puedan realizar cualquier denuncia.

RESPUESTA EFICAZ ANTE LOS DELITOS

El objetivo, según el Consistorio, es dar una "respuesta eficaz a cualquier tipología delictiva que pudiera incrementarse en este período como reyertas, robos con intimidación, desórdenes públicos o hurtos".

Los 120 voluntarios de Protección Civil también contarán con un puesto permanente con una ambulancia dotada de todos los servicios de urgencia, incluido un desfibrilador. El puesto estará abierto los días de fiesta desde las 18 horas hasta el cierre de las casetas y atracciones.

Además, con la autorización de la Delegación del Gobierno en Madrid, se establecerá un circuito cerrado de televisión que contará con dos cámaras de vigilancia domo y tres cámaras fijas en el recinto ferial. "Con el dispositivo de cámaras se busca que se reduzcan los posibles hechos delictivos, ya que hay un mayor control de todos los asistentes a los festejos y es mucho más sencilla su identificación en caso de cometer algún tipo de infracción", ha explicado el Ayuntamiento.

A su vez la Policía Local de Parla, en unión con el Cuerpo Nacional de Policía, establecerá diversas medidas previstas en el Plan de Prevención y Protección Antiterrorista marcado desde la Delegación del Gobierno. Así, habrá un incremento de la presencia de vehículos policiales en puntos estratégicos y lugares de especial significación como la estación de Renfe, cocheras del tranvía, sedes de telefónica, centros comerciales, edificios públicos oficiales, instalaciones deportivas, sedes de partidos políticos o polígonos industriales, entre otros emplazamientos.

Igualmente, se instalarán vallas, bolardos de hormigón, new jerseys y maceteros en puntos estratégicos en torno al recinto ferial y en lugares de máxima afluencia, con el objetivo de evitar posibles atentados. También se utilizarán vehículos policiales que actuarán como barreras móviles, lo que conferirá una seguridad añadida al recinto ferial. Junto a todo lo anterior, se habilitarán puntos específicos para asesorar a víctimas de agresiones sexistas, que serán atendidos por agentes municipales y voluntarios de Protección Civil y de CAVAS y Arcópoli.

Para controlar la asistencia a los actos y que no se introduzcan objetos contundentes o peligrosos como vidrios, se repartirán botellas y vasos de plástico en la caseta de Protección Civil. Protección Civil también contribuirá gracias 5.000 pulseras identificativas, que se entregarán de forma gratuita a las familias que las requieran a la entrada del recinto. En ellas se podrá apuntar el nombre del niño, al que se otorgará un código desde el que, en caso de pérdida, los voluntarios podrán acceder al nombre y teléfono de los padres para localizarles.