Parla es el municipio madrileño en el que más mujeres abortaron en 2009 seguido de Madrid, Alcobendas y Alcalá

madrid

| 12.10.2010 - 15:14 h
REDACCIÓN
Más sobre: abortoSuscrbeteSuscríbete

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Parla es el municipio madrileño en el que más mujeres abortaron en 2009, con una tasa del 17,49 por cada mil mujeres en edad fértil (entre 15 y 44 años), seguido de Madrid, con 15,73, Alcobendas y Alcalá de Henares, según se desprende del Boletín Epidemiológico de la Comunidad de Madrid de mayo de 2010 al que ha tenido acceso Europa Press.

En concreto, la tasa de Parla es de 17,49 por mil mujeres en edad fértil, la de Madrid, de 15,73; a la que sigue Alcobendas, con 13,40; Alcalá de Henares, 12,52; Leganés, 11,25; Fuenlabrada, 11,18; Getafe, con una tasa de 10,70; Móstoles, con 10,66; y Alcorcón, con 9,21 por cada mil mujeres en edad fértil.

De esta manera, en todos los municipios de la región con más de 20.000 mujeres en edad fértil ha descendido el número de abortos salvo en Parla, donde se ha pasado de una tasa de 17,41 en 2008 a 17,49 actual.

En el caso del municipio de Madrid, la tasa ha caído de 17,77 a 15,73 abortos por cada mil mujeres en edad fértil. El Boletín indica que la reducción puede deberse a varios factores, entre ellos la disponibilidad de la anticoncepción de emergencia, así como el acceso sin barreras a los anticonceptivos de última generación.

En 2009, más del 65 por ciento de las mujeres no había acudido a ningún centro de planificación familiar o control de métodos anticonceptivos, y el 59 por ciento había recibido información acerca del aborto por fuentes diferentes a los centros sanitarios. "Parece necesario mejorar la información de las prestaciones existentes y de las maneras de acceder a las mismas", señala el Boletín, que indica que esta información "debería ir dirigida especialmente a adolescentes e inmigrantes", las adolescentes porque son las que solicitan "más tardíamente" el IVE y las inmigrantes, porque acuden menos que las españolas a los centros de planificación familiar.

Las razones para no utilizar métodos anticonceptivos que refieren las mujeres en un estudio realizado en la región son, entre otras, el temor a los efectos secundarios de los anticonceptivos hormonales o el DIU, la dificultad para negociar el uso del preservativo con la pareja sexual y también un porcentaje reducido pero estadísticamente significativo de mujeres inmigrantes, considera en mayor medida que las autóctonas que el uso de anticoncepción es innecesario porque se puede recurrir al aborto.