Oftalmólogos revisan la vista gratis a escolares de Carabanchel

Campaña para la salud ocular de niños en riesgo de exclusión de la Fundación IMO

madrid

| 25.05.2016 - 18:05 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Detectar problemas oculares a escolares de Carabanchel. Este es el objetivo de una campaña que voluntariamente varios oftalmólogos y optometristas llevan a cabo estos días de forma gratuita con el fin de detectar a tiempo problemas visuales.

A tempranas edades los problemas pueden no ser percibidos ya que la visión está en proceso de formación.

Este programa de salud ocular atiende a niños de entre 4 y nueve años en riesgo de exclusión o con dificultades sociales.

Es una iniciativa de la Obra Social de La Caixa y la Fundación IMO que han vuelto al distrito madrileño de Carabanchel para llevar a cabo cerca de 150 revisiones oftalmológicas gratuitas a los alumnos de la escuela Isaac Peral.

Se trata de la segunda campaña del Programa de salud ocular en la infancia desfavorecida en esta zona, que después de tres años de experiencia en Barcelona y más de un millar de exploraciones realizadas, llegó por primera vez a Madrid a finales del año pasado.

La necesidad social detectada a través del programa CaixaProinfancia, que busca ofrecer una atención integral a las familias con menos recursos, motivó la extensión de las campañas de revisión ocular en 2015.

Asimismo, los resultados obtenidos en noviembre del año pasado, tras revisar a 130 escolares del centro, diagnosticar 33 casos de defectos refractivos no corregidos (además de 3 ojos vagos y 1 estrabismo) y prescribir 16 gafas graduadas y 3 oclusiones con parche, plantearon la necesidad de continuar con esta labor en Madrid en 2016.

Para ello, el equipo de oftalmólogos y optometristas voluntarios de la Fundación IMO hará revisiones de control a cerca de 30 niños, a los que se detectó patología o sospecha de algún problema visual en la ronda previa