Ofrecían cursos de monitor de tiempo libre falsos en Valdemoro

Coche de la Guardia Civil (Archivo)

madrid

| 21.01.2015 - 12:46 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Agentes de la Guardia Civil han detenido a tres personas en Valdemoro por ofrecer cursos de monitor de ocio y tiempo libre especializados en personas con discapacidad simulando su homologación por parte de un organismo oficial, ha informado la Benemérita a través de un comunicado.

La Operación Nagual ha conllevado la detención del presidente de la Asociación, M.A.H., un varón de 42 años; la de la secretaria de la entidad, L.V.C.S de 34 años; y de la tesorera, E.I.M, de 48 años, todos ellos de nacionalidad española. Se les imputa los delitos de pertenencia a organización criminal, estafa, falsificación documental y blanqueo de capitales.

Los hechos se remontan al año 2012, cuando esta asociación, asentada en Valdemoro y constituida sin ánimo de lucro, había ofertado a través de una revista de tirada local un cursoespecificando que estaba homologado por un organismo oficial. Un total de 23 perjudicados denunciaron ser víctimas de una supuesta estafa cuando se percataron que sus titulaciones no estaban homologadas por la Comunidad de Madrid.

A raíz de estas denuncias, la Guardia Civil inició una investigación para descubrir el modus operandi. Se constató que las víctimas, tras ser captadas a través de anuncios, debían realizar un ingreso de 150 euros en concepto de "donación" en la cuenta bancaria de la asociación.

Tras el ingreso solicitaban a los alumnos los justificantes, que luego no eran devueltos, prometiendo que facilitarían un documento para la desgravación en la declaración de la renta de ese año. Tras la finalización del curso, la asociación organizó un festival benéfico para recaudar fondos, en el que vendieron entradas y consumiciones, aunque era realmente financiado con el dinero aportado por los alumnos del programa.

ANAGRAMAS FALSIFICADOS

Del resultado de la investigación se ha descubierto que los anagramas oficiales de los certificados eran falsificados y que la asociación no estaba facultada para impartir ningún tipo de curso. Asimismo, se comprobó que el dinero ingresado por los perjudicados fue extraído mediante cheques bancarios al portador de la cuenta abierta por la asociación meses antes.

Durante el transcurso de la operación se procedió al registro del domicilio social de la entidad, donde se incautó diversa documentación y resguardos de ingresos de los alumnos. Así se comprobó que la asociación se había fundado con el único objetivo de impartir este curso para lucrarse.