Ocho detenidos, incluido un policía de Torrejón, al caer una red de "narcos"

madrid

| 16.02.2011 - 11:16 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La Policía Nacional ha detenido a ocho personas, entre ellas un policía local de Torrejón de Ardoz, y ha desarticulado una banda que subcontrataba sus servicios a narcotraficantes suramericanos para gestionar, desde un locutorio en Madrid, la recepción de importantes cantidades de cocaína. En la operación, llevada a cabo en Madrid capital, Alcalá de Henares y Torrejón de Ardoz, se han intervenido 50 kilos de cocaína camuflados en un cargamento de gambas congeladas, además de 150.000 euros en metálico, tres pistolas y seis vehículos.

La organización ofrecía varias vías de entrada por los puertos de Marín (Pontevedra) y Algeciras (Cádiz), donde la droga llegaba oculta en contenedores por el procedimiento del "gancho ciego", que consiste en romper los precintos de los contenedores en el puerto de origen, introducir la droga y cambiar los cierres de los contenedores por otros nuevos.

Las investigaciones, iniciadas a finales de 2009, se centraron en un grupo de españoles, asentado en Madrid, que proporcionaba infraestructura a narcotraficantes suramericanos para introducir cocaína en España camuflada entre mercancías legales. Los investigadores lograron identificar a los miembros del grupo, cada uno con una función muy delimitada. Entre ellos, el enlace con los traficantes colombianos en España, el encargado de facilitar las vías de entrada de los contenedores y el policía local de Torrejón, que se encargaba de garantizar la seguridad del grupo ante una posible intervención policial.

UN LOCUTORIO EN MADRID

La banda desarticulada utilizaba un locutorio de Madrid como centro de operaciones, que era utilizado como lugar de reuniones y como base de operaciones para entregar la droga. La llegada de un nuevo cargamento de cocaína oculto en un contenedor con destino al puerto de Marín obligó a los miembros del grupo a intensificar los preparativos para transportar el estupefaciente.

La Policía averiguó que la entrega de la droga se iba a realizar en las inmediaciones del locutorio con el fin de comprobar la calidad de la mercancía antes de entregársela a los responsables de la organización. El dispositivo policial desplegado en las inmediaciones del local y en los domicilios de los investigados culminó con el arresto de ocho personas. En total se han intervenido 50 kilos de cocaína, 150.000 euros en efectivo, tres pistolas, 6 vehículos, teléfonos móviles y abundante documentación.

La operación, que continúa abierta, ha sido realizada por la Brigada Central de Estupefacientes de la Comisaría General de Policía Judicial, con la colaboración del Grupo de Respuesta Especial al Crimen Organizado (GRECO) de Galicia, de la Comisaría de Alcalá de Henares y de la Agencia Tributaria. Además, ha contado con el apoyo de la Comisaría de Policía Local de Torrejón de Ardoz y de la Consejería de Seguridad del ayuntamiento de esa localidad.